Actualidad

Consejo de Seguridad recomienda cambiar sitio de misa papal

Dicho ente de seguridad provincial plantea que misa de Francisco se realice en Parque Samanes por cuestiones de seguridad.

GUAYAQUIL. El Consejo de Seguridad de la provincia del Guayas recomendó al Presidente de la República, Rafael Correa, que la misa que presidirá el papa Francisco no sea en el Santuario del Señor de la Divina Misericordia, sino en el Parque Samanes, por cuestiones de seguridad.

El anuncio lo realizó el gobernador del Guayas, Rolando Panchana, junto al prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, quienes recomendaron al Gobierno Nacional y a la Arquidiócesis para que la misa campal sea modificada por razones de seguridad a la explanada del parque Samanes.

A la sesión del Consejo asistieron también delegados de varias instituciones como Fuerzas Armadas, Policía, Comisión de Tránsito del Ecuador, Secretaría de Gestión de Riesgos, Cruz Roja, entre otras. También se contó con la presencia del fiscal general del Estado, Galo Chiriboga.

Al inicio se analizaron las capacidades logísticas del terreno contiguo al Santuario de la Divina Misericordia, ubicado en el km 26 de la vía a la Costa, donde la Iglesia Católica anunció que el Santo Padre oficiará la misa campal durante su permanencia en Guayaquil, como parte de su visita al Ecuador entre el 5 y el 8 de julio próximos.

Los miembros del Consejo analizaron varios aspectos en el campo estrictamente logístico y de seguridad, como el dispositivo para resguardar al argentino durante su recorrido de aproximadamente 30 kilómetros desde el aeropuerto hasta el Santuario, lugar de concentración de la misa en la Divina Misericordia.

Ayer, el presidente Rafael Correa realizó una inspección aérea y posteriormente recorrió el sitio donde ya se realizan trabajos de desbroce para instalar una plataforma desde donde el papa Francisco y unos 600 religiosos realicen la ceremonia católica, por lo que Jairala recordó el terreno es irregular y si se procede a la nivelación por parte de la Prefectura del Guayas o el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, implicaría la intervención de organismos públicos en propiedad privada.

“Nos estamos exponiendo a una glosa si no se hacen las cosas de la manera más adecuada”, remarcó que el templo católico tiene a su alrededor terrenos privados, Jairala.

Asimismo, se prevé que a la misa campal podrían acudir más de 2 millones de feligreses. Pero para acceder al Santuario de la Divina Misericordia solo existe una vía (a la Costa) y no hay rutas de evacuación.

A nivel logístico, también se requiere de 3.000 baterías sanitarias. Pero en el país no existe esa cantidad. Jairala dijo que, al momento, su administración ha reservado las 240 que hay en Quito, “pero resultan insuficientes”. A ello se suman otras consideraciones, como la lejanía de hospitales (el más cercano está a 22 kilómetros), la necesidad de 12 kilómetros de vallas para los respectivos cercos de seguridad y de buses que trasladen a los feligreses porque la vía estará cerrada al tránsito de vehículos livianos.

Panchana fue quien puso a consideración del Consejo la moción de recomendar al Gobierno Nacional y a la Arquidiócesis de Guayaquil que el sitio designado para la misa campal, que es el terreno adyacente al Santuario de la Divida Misericordia, sea modificado por razones de seguridad a la explanada del parque Samanes, “donde tendríamos todas las garantías de seguridad del caso”. La moción fue acogida por unanimidad y resumida en un documento que firmaron todos los concurrentes para ser remitida a las autoridades.

El prefecto Jairala se sumó al pedido del gobernador Panchana de hacer un llamado a monseñor Antonio Arregui, arzobispo de Guayaquil, para que interponga sus buenos oficios y se cambie el lugar. (DO/Prefectura)