Tecnociencia

Conoce qué sucede al conectar una memoria USB al cargador del celular y enchufarlo a la corriente

Probablemente, en algún momento pensaste o has intentado conectar una memoria USB al cargador de un dispositivo móvil. Ante esto, te contamos qué es lo que sucede.

La respuesta corta es que, aunque es posible, conectar una memoria USB a un cargador de celular y luego enchufarlo a la corriente puede tener riesgos potenciales. Esta acción puede desencadenar una serie de problemas eléctricos y de datos que afectarían tanto al almacenamiento como al propio cargador.

¿Qué sucede si conectas una unidad flash a un cargador de celular?

Al conectar una memoria USB directamente a un cargador de celular, se está introduciendo un dispositivo que normalmente está diseñado para interactuar con un puerto USB de computadora, no con un cargador adaptado para móviles y es probable que surjan problemas. Los cargadores de celular generalmente ofrecen una salida de energía específica diseñada para la batería del móvil, que puede no ser compatible con las necesidades energéticas de una memoria USB. Esta incompatibilidad puede resultar en sobrecargas, daño a la circuitería de la memoria o, en el peor de los casos, la pérdida total de la información almacenada.

En las redes sociales existen videos de que pasaría si conectas al enchufe una memoria USB. Foto: YouTube

En las redes sociales existen videos de que pasaría si conectas al enchufe una memoria USB. Foto: YouTube

Además, es importante resaltar que los cargadores de celular no están diseñados para facilitar la transferencia de datos. Su función principal es transmitir energía. Por ende, aunque conectes una memoria USB, no podrás gestionar los archivos almacenados ni transferir datos a otro dispositivo. Esta limitación no solo reduce la utilidad del experimento, sino que también aumenta los riesgos asociados con posibles fluctuaciones de energía durante la conexión.

¿Cuáles podrían ser los daños que afecten a la memoria USB?

Los principales riesgos al conectar una memoria USB a un cargador de celular podría originar daños eléctricos. La unidad flash puede recibir más voltaje del necesario, lo que provocaría calor excesivo, daño físico interno y, eventualmente, la corrupción de los datos. Si la memoria se sobrecalienta, no solo es probable que se vuelva inutilizable, sino que también podría afectar la seguridad física del usuario, ya que algunos modelos de baja calidad podrían incluso llegar a explotar o incendiarse debido a malas prácticas de fabricación.

Además, otra consideración a tomar en cuenta es el daño a largo plazo que puede sufrir tanto la memoria USB como el cargador de celular. La constante exposición a niveles inadecuados de energía puede degradar los componentes internos de ambos dispositivos, acortando su vida útil y eficacia. Asimismo, cabe resaltar que todo esto podría ocurrir usando cargadores ‘antiguos’, debido a que los actuales solo entregan la energía necesariamente para que el dispositivo USB pueda funcionar. No obstante, no es recomendable hacerlo.

¿Cómo puedo evitar perder la información de mi memoria USB?

Para proteger tu información y asegurar la integridad de tus dispositivos, es importante utilizar cada producto según las indicaciones de los fabricantes. Si necesitas transferir datos desde una memoria USB, lo más recomendable es hacerlo a través de una computadora. En situaciones en las que debas cargar un dispositivo mediante USB, asegúrate de utilizar un cargador con las especificaciones adecuadas y evita experimentos que no estén respaldados por una guía de uso seguro.

¿Qué pasa si conectas una memoria USB al cargador del celular y lo enchufas a la corriente?

Las memorias USB han evolucionado con los años para almacenar más información. Foto: Seraphim Communications

Asimismo, aunque conectar una memoria USB a un cargador de celular y enchufarlo a la corriente puede parecer un experimento curioso, los riesgos superan cualquier extraña prueba. Además, cuidar de nuestros dispositivos y la información que contienen es importante en la era digital.

Fuente:  LA REPÙBLICA PERÙ