Internacional

Congreso abre otro proceso contra hijo de Bolsonaro por burlarse de torturas

El hijo del presidente Jair Bolsonaro ya es investigado por ese órgano legislativo por “ofensas machistas” contra parlamentarias, por alentar actos contra las instituciones y por declaraciones en contra de las medidas de prevención contra la covid-19.

El nuevo proceso anunciado este miércoles fue pedido por partidos de oposición y se refiere a la respuesta del diputado a críticas de carácter económico hechas al Gobierno por la periodista Miriam Leitao, del grupo O Globo. “Aún con pena de la cobra”, escribió Eduardo Bolsonaro en sus redes sociales, aludiendo a una traumática experiencia de Leitao en la cárcel durante el régimen militar que imperó entre 1964 y 1985.

Ofensas de “tinte machista” contra mujer periodista

La periodista, con 50 años de experiencia, fue detenida en 1972, en plena dictadura, y narró varias veces que, entre las torturas que sufrió, estando embarazada, un día fue encerrada desnuda en una habitación en la que solo había una víbora. “Además de burlarse de un momento de tortura vil”, el hijo de Bolsonaro “afrontó directamente los dictámenes constitucionales y democráticos” e “incidió en delitos de tipo penal, como ‘incitación al crimen’ y ‘apología de la tortura’”, dice la denuncia presentada por la oposición.

Así como su padre, el diputado Bolsonaro, alineado en el ideario ultraderechista, ya ha puesto a la dictadura militar como “modelo” y ha criticado a las instituciones democráticas, hasta el punto de apoyar a grupos radicales que desde el año pasado exigen “clausurar” la Corte Suprema y el Congreso.

Hace cuatro años, en relación al máximo tribunal, el hoy diputado incluso llegó a sugerir que para “cerrarlo” solo “bastaría con un cabo y un sargento”. Además de sus continuas loas a la dictadura, Eduardo Bolsonaro responde ante el Consejo de Ética de la Cámara baja por ofensas de tinte machista, como una declaración en la que tildó a unas parlamentarias opositoras de “personas portadoras de vagina”.

Fuente. dw.com