Internacional

Conferencia en capital brasileña celebra los 50 años de relaciones diplomáticas Brasil-China

BRASILIA, La Conferencia Internacional «50 años de la relación Brasil-China: cooperación para un mundo sostenible» inició la mañana de este  miércoles  17 de abril de 2024, en la sede de la Confederación Nacional de Agricultura (CNA), en la ciudad de Brasilia, con la participación de autoridades y expertos de ambos países.

La iniciativa busca abordar los vínculos entre las dos naciones en el futuro y las posibles vías de cooperación para un mundo sostenible, al considerar que este 2024 se cumplirán 50 años de las relaciones diplomáticas iniciadas en agosto de 1974.

El evento es organizado por el Centro Brasileño de Relaciones Internacionales (Cebri), en coordinación con el «Top Think Tank Nacional» y el Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias Sociales de China (CASS, por siglas en inglés), la principal organización académica y centro de investigación especializado en filosofía y ciencias sociales de China.

La mesa de apertura estuvo encabezada por el vicepresidente de Brasil, Geraldo Alckmin; el embajador de China en Brasil, Zhu Qingqiao, y el secretario de Asia y Pacífico de la cancillería brasileña, embajador Eduardo Paes Saboia.

Estuvieron también presentes el vicepresidente de la CNA, Gedeão Silveira Pereira; la exministra de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, senadora Tereza Cristina; la representante de la CASS, Dan Shi, y por el Cebri, José Pio Borges

El vicepresidente Alckmin celebró en su discurso las relaciones de amistad y cooperación entre Brasil y China, así como la contribución del país asiático en la fase de recuperación que atraviesa la economía brasileña.

«La relación Brasil-China es un caso de éxito, de sociedad, de comercio e inversiones», dijo Alckmin, para agregar que «Brasil vive un buen momento y China tiene en ello un papel extremadamente relevante».

El embajador de China en Brasil, Zhu Qingqiao (i), y el secretario de Asia y Pacífico de la cancillería brasileña, embajador Eduardo Paes Saboia(d), asisten a la inauguración de la Conferencia Internacional «50 años de la relación Brasil-China: cooperación para un mundo sostenible» en la sede de la Confederación Nacional de Agricultura (CNA), en Brasilia, Brasil, el 17 de abril de 2024. (Xinhua/Lucio Tavora)

Alckmin, quien encabeza la parte brasileña de la Comisión Sino-Brasileña de Alto Nivel de Concertación y Cooperación (COSBAN), destacó el número «impresionante» de empresarios interesados en participar en la próxima reunión del órgano prevista para el 5 y el 6 de junio próximo en la capital china de Beijing.

Resaltó que en el primer mandato del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, entre 2003 y 2006, hubo una gran celebración porque Brasil superaba los 100.000 millones de dólares en exportaciones y ahora el país exporta 104.000 millones de dólares anuales sólo a China.

Dijo que esta amistad, esta sociedad, resultó «fortalecida» con la visita el año pasado a China del presidente Lula da Silva y crecerá «aún más».

En tanto, el embajador Zhu Qingqiao resaltó que la relación entre China y Brasil ha resultado en un progreso conjunto destacable, con amplias convergencias y un futuro común de perspectivas aún más favorables.

«La relación ha dado frutos en todas las áreas, siendo un ejemplo de progreso conjunto entre grandes naciones en desarrollo. Esta asociación trasciende lo bilateral y ejerce una influencia estratégica y global cada vez mayor», resaltó.

Señaló que la visita del presidente Lula da Silva a China el año pasado dio un nuevo impulso a la relación bilateral.

Destacó también la importancia de la cooperación entre los dos países, en un mundo que atraviesa un profundo reajuste en la relación de fuerzas.

«China promueve un nuevo concepto de desarrollo mediante nuevas fuerzas productivas. China ha desarrollado un enfoque centrado en el pueblo y en la prosperidad común, llevando a cabo con éxito la mayor batalla contra la pobreza en la historia de la humanidad», apuntó.

Reafirmó que China busca construir una comunidad de futuro compartido y promover una orden mundial multipolar, ordenado y equitativo.

«China y Brasil comparten conceptos similares de promoción de la paz, el desarrollo y la prosperidad, y están comprometidos en llevar su relación a nuevos niveles. Vamos a unir fuerzas para aumentar la influencia y la voz de los países en desarrollo y promover un sistema de gobernanza global más justo y equitativo», afirmó.

A su vez, el embajador Saboia, en representación de la cancillería brasileña, subrayó que la relación entre Brasil y China es ejemplo entre países, al ser los mayores en sus respectivos hemisferios en territorio y población.

«Trabajamos para ampliar nuestras convergencias. Tenemos una relación pragmática y constructiva, con respeto mutuo y buscando resultados concretos para nuestras comunidades y la humanidad en general», dijo.

Por su parte, la senadora Cristina señaló que en el sector agropecuario, la relación entre China y Brasil es un ejemplo de beneficio mutuo.

«La tradición brasileña de universalismo encuentra en China un socio central, fortaleciendo una amistad cada vez más intensa en todas las áreas, basada en la confianza mutua», destacó.

La Conferencia Internacional de este miércoles en Brasilia incluye paneles en temas como economía con baja emisión de carbono, transición energética y tecnológica, erradicación de la pobreza y gobernanza global.

Por:  XINHUA