Deportes

Confederación Africana da apoyo a jeque Al Khalifa y pide retirada de Sexwale

La CAF, además, recuerda que “respetando el principio de democracia y soberanía” de cada federación a la hora de votar a un candidato, “el comité ejecutivo urge a la totalidad de las 54 asociaciones miembro a dar sus votos al jeque Salman Bin Ibrahim al Khalifa”.

RUANDA. El comité ejecutivo de la Confederación Africana de Fútbol (CAF), reunido en Kigali (Ruanda), ha acordado dar su apoyo “unánime” al bareiní Salman Bin Ibrahim Al Khalifa, en la elección a la presidencia de la FIFA que se celebrará en Zúrich, el próximo 26 de febrero.

Además, en el comunicado emitido tras la reunión, la CAF ha pedido la retirada de la carrera presidencial del sudafricano Tokyo Sexwale, uno de los cinco candidatos que cumplían con los requisitos para ser elegidos, junto a Al Khalifa, el suizo Gianni Infantino, el francés Jerome Champagne y el jordano Ali bin al Hussein.

“El Comité Ejecutivo de la CAF, también en esta misma reunión, ha tomado nota de la retirada del señor Tokyo Sexwale de la carrera por la Presidencia de la FIFA, con el fin de apoyar los intereses y la unidad del fútbol africano”, indica.

La Confederación Africana justifica este apoyo explícito al presidente de la Confederación Asiática de acuerdo a “los argumentos expuestos por los diferentes candidatos” antes del comité ejecutivo, “los intereses de los 54 miembros”, los “perfiles” de los aspirantes y la necesidad de implementar “sólidas reformas” que restituyan la confianza en la FIFA.

La CAF, además, recuerda que “respetando el principio de democracia y soberanía” de cada federación a la hora de votar a un candidato, “el comité ejecutivo urge a la totalidad de las 54 asociaciones miembro a dar sus votos al jeque Salman Bin Ibrahim al Khalifa”.

El apoyo africano es un gran impulso para Al Khalifa, presidente de la Confederación Asiática, en su pugna con el suizo Gianni Infantino, secretario general de la UEFA y el otro gran candidato a la presidencia de la FIFA, que cuenta con el apoyo europeo y el respaldo del fútbol sudamericano y de algunos países de la CONCACAF. (Efe/ La Nación)