Ciencia

Condimento alimentario mata larvas del “Aedes aegypti”

El mosquito puede estar presente en cualquier recipiente que acumula agua dentro de las casas y en patios, jardines, balcones y terrazas.

BRASIL. Científicos de Brasil descubrieron que el condimento que da color y sabor a muchos platillos puede servir para combatir la epidemia del dengue, que ocasiona la muerte cada año a centenares de personas en el país e infecta a otros miles, informaron recientemente fuentes universitarias.

Investigadores de la Universidad de Sao Paulo (USP) descubrieron que la curcumina, una sustancia presente en el azafrán y que da el color naranja, puede matar las larvas del “Aedes aegypti”, el mosquito transmisor del dengue, según explicaron los científicos a la prensa local.

Cuando la larva come la sustancia y es expuesta a cualquier tipo de luz, incluso la solar, se produce una reacción que lleva a la destrucción de su intestino hasta la muerte, según explicó el profesor Vanderlei Bagnato, del Instituto de Física (IFSC), al portal G1.

Las pruebas demostraron que apenas colocando la curcumina en lugares donde el dengue suele reproducirse, como platos o plantas, la larva muere poco después de haber ingerido la sustancia, pese a que la zona no esté plenamente iluminada.

Según Bagnato, además de ser eficaz, la sustancia no contamina el medio ambiente. Apenas la larva entra en contacto con la luz, se disuelve.
Los investigadores aplicarán la nueva técnica de combate en los patios de las casas particulares, donde suelen quedar restos de agua que facilitan la reproducción de los mosquitos.

El aceite de canela también funciona como repelente para los mosquitos, llegando incluso a matar las larvas. Basta diluir un poco en agua y aplicar en la ropa y la piel, teniendo cuidado de que no caiga en los ojos y la boca.

Si sales de picnic, puedes poner unas gotas en el protector solar y ya de una vez evitas que te lastime el sol y que los mosquitos se te acerquen. (Internet/ La Nación)