Actualidad

Conaie analizará en asamblea si se unirá o no al paro nacional

Con ceremonia ancestral inicia asamblea de CONAIE

TUNGURAHUA. Las acciones en contra de las políticas gubernamentales parecen tomar otro rumbo. Las organizaciones sociales, sindicales, gremiales y políticas son las que comienzan a liderarlas. Al paro nacional que anunció el Frente Unitario de Trabajadores, se suman la Federación de Estudiantes Secundarios, la Unión Nacional de Educadores y desde ayer la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) se encuentra definiendo su participación, mientras que su filial, la Ecuarunari, resolvió una movilización el 3 de agosto desde Tundaimi, en Zamora Chinchipe, hasta Quito, según confirmó el presidente de la Conaie, Jorge Herrera.

«No puede estar llamando a diálogo cuando hay persecución y criminalización», manifestó Jorge Herrera, presidente de la Conaie, en la inauguración de la Asamblea anual de la agrupación indígena, en la que 14 nacionalidades y 18 pueblos de la Costa, Sierra y Oriente del país se encuentran reunidos en el pueblo Salasaca, en Tungurahua, para definir las acciones de lucha y resistencia para lo que resta del año en contra de las políticas del gobierno de Rafael Correa.

La asamblea cobra importancia porque ahí se decidirá en qué medida esta organización se suma al paro nacional que las centrales sindicales están preparando para agosto o si realizan un levantamiento indígena solo.

El presidente de la Conaie, informó que todo se decidirá bajo consenso con sus bases. “Vamos a escuchar mandatos de organizaciones, no tomamos decisiones a través de un decreto, y si estas instancias de toma de decisiones señala gran movilización o paro nacional iremos a las calles a exigir resultados concretos, no nos quedaremos con una agenda de pedidos (sobre la) que después de varios años no tengamos resultados”.

“Nosotros hemos venido insistiendo (en el diálogo) con propuestas y ahí están las leyes de tierras y de aguas, sobre educación bilingüe; y, muchas veces a través de acciones colectivas pero a estas alturas ese llamado al diálogo con personas de buena fe y de mala fe no tiene sentido”, reiteró el dirigente indígena.

Para Herrera, las acciones que se decidan tomar, sean movilizaciones o el paro nacional, tendrán que ver con la defensa de los derechos de los pueblos y nacionalidades y de la sociedad en general “no de desestabilización (al régimen) ni hacer juego a la derecha”.

Franco Viteri, presidente de la filial amazónica de la Conaie, sostuvo el derecho de movilización en el país pero que tampoco está de acuerdo “con los intentos golpistas porque sería darle cabida para que alguien pesque a río revuelto”.

El asambleísta Pepe Acacho dijo que “una cosa es el paro, otra cosa es la movilización, el levantamiento del pueblo indígena y ecuatoriano son las medidas que pueden hacer prevalecer nuestros derechos, la movilización pacífica ‘Quito sin palos’ hizo retroceder dos proyectos”. (VCV / La Nación)