Opinión

Con tu aliento

Patricia Patt

Desde Buenos Aires-Argentina Para La Nación de Guayaquil-Ecuador

 

 

 

Entre las soledades

y el vacío trémulo.

Desgrano mis alaridos

entre promesas y

la impronta mentira.

De pronto se visten

los días que son

alientos eximios,

nulos por acunar

abrazos vacíos.

Tiño lágrimas de amor

que reprochan quedar

en total silencio,

despojando los sueños

hasta encadenarlos a la almohada.

Gemirles a las paredes

cuando mis entrañas te desean, ellas sólo

conjuran dolor y quebranto.

Quiero profanar las horas,

condenarlas por tu ausencia.

Grillar mis ojos para

no tener sueño, y

naufragar en las infestas noches silentes.

Al desnudo dejar mi cuerpo,

en el afán de sentir tu aliento.

Con temor de que

el tiempo vuele.