Opinión

CON SABOR A MORALEJA: SÓLO UNA OBRA

Bridget Gibbs Andrade / Cuenca

 

 

 

En muy pocos días estaremos celebrando los doscientos años de independencia de nuestra hermosa ciudad. Y nos quedaremos de gala vestidos por no poder festejarla como acostumbrábamos, pues la pandemia nos privó hasta de eso, de la libertad para expresar conjuntamente nuestro cariño por Cuenca. En medio de los actos festivos por el Bicentenario, se realizará el desvelamiento de un monolito en honor a los muertos por el Covid-19, en el Cementerio Patrimonial, y se inaugurará sólo una obra concebida, financiada y puesta en marcha en el 2018, en la administración anterior, que debió ser ya entregada a la ciudadanía: el Centro Diurno del Adulto Mayor. Este centro está ubicado junto al parque inclusivo, al sur de la ciudad. En él se invirtieron 1.500.000 USD y consta de varias salas de terapia, de televisión, de lectura, consultorios médicos, psicológicos y de trabajo social. También tiene un ascensor, un comedor grande y una cocina implementada. Además, los adultos mayores que asistan a este lugar aprenderán técnicas de cultivo en un espacio adecuado para ello.

Sin ánimo de herir susceptibilidades que deambulan por los pasillos de la alcaldía, es necesario recordar algunas de las propuestas que el alcalde planteó cuando se posesionó en su cargo: ubicar los servicios municipales en sectores estratégicos, fuera del centro histórico; construir dos nuevas terminales terrestres en el norte y sur de la ciudad; reubicar el mercado El Arenal y modernizar la Feria Libre; reducir los trámites en el municipio con el fin de agilitar los permisos de construcción y de funcionamiento; determinar zonas posibles para la reubicación del nuevo aeropuerto y, una vez definido esto, ejecutar los estudios y diseños de construcción.

En mayo se cumplen dos años de su gestión, y si bien es cierto que el gobierno central adeuda millones de dólares a casi todos los GADs, pienso que no es de sabios quedarnos sentados a la espera de que vengan a tocar la puerta para entregarnos lo que nos deben.

Le restan dos años y medio de su mandato dentro de los cuales aspiramos a que el Jardín Botánico y el Complejo Deportivo “La Gloria”, que también se iniciaron y financiaron en la administración anterior, sean inaugurados. Y qué, por lo menos, algunas de sus propuestas, sino la mayoría, lleguen a materializarse.