Opinión

CON SABOR A MORALEJA: SISTEMA VIAL DE AZUAY III

Bridget Gibbs Andrade/Cuenca

La vía Cuenca-Girón-Pasaje es un vía crucis. El MTOP argumentó que no se podía intervenir por existir un contencioso no resuelto con Sinohydro. Según información del ministro Cabrera, este problema ha sido solucionado.

Esperamos que den un mantenimiento permanente. Esta carretera sirve al Azuay, El Oro y una población flotante creciente en Yunguilla, permitiendo la operación y conservación de las centrales hidroeléctricas Minas-San Francisco y, eólica, Huascachaca.

Es responsabilidad del MTOP el tramo Cuenca-El Descanso donde se han afincado familias de baches por generaciones. El acceso norte al puente de Guangarcucho sufrió daños graves, reduciéndose por la creciente del río Cuenca, en mayo de este año, destruyendo una pared del cauce del río. Han transcurrido siete meses y la calzada continúa abandonada. Cual novia fea…

Al momento, existe un saldo disponible de un crédito de la CAF por 42 millones. Es la oportunidad para que el ministro Cabrera exija al presidente que se haga justicia con la vialidad del Azuay –tal como lo prometieron en campaña-, y usen este saldo para la conservación de la Cuenca-Molleturo y Cuenca-Girón-Pasaje.

Los azuayos no toleraremos que nos marginen más. Mientras en otras provincias como Chimborazo se realizan hasta dos proyectos, uno de los cuales, el Balbanera-Pallatanga-Cumandá que apunta a mantener una conexión expedita con la autopista de 4 carriles troncal de la costa, los azuayos no disponemos de ninguna confiabilidad para trasladarnos por la Cuenca-Molleturo o Cuenca-Girón-Pasaje, vías continuamente interrumpidas por mantenimiento insuficiente e inadecuado.

Hace más de dos años, profesionales en estructuras alertaron sobre la deformación del soporte metálico de los puentes de Nulti en la vía rápida Cuenca-El Descanso. Cuando mejoraron la vía Cuenca-Azogues, no se entendió por qué no consideraron una solución a este problema. El MTOP debería arreglar y reforzar las estructuras, antes de que empiecen a fallar.

El titular actual del MTOP tiene la oportunidad histórica de ser recordado como el único ministro cuencano que atendió las necesidades viales de los azuayos. No así el exalcalde, luego exministro de esta cartera de Estado que aleteó en ambos cargos cual ave de paso, hoy recordado vergonzosamente como uno de los zopilotes señalados por supuestos negociados.