Economía

Con nuevo ministro de Hacienda, Macri espera encarar dura etapa

Tras un fin de semana agitado y con nuevo ministro al frente de la cartera de Hacienda, el Gobierno de Mauricio Macri encarará otra semana con posible volatilidad de los mercados y un dólar que permanece hoy incontrolable.

En medio de la dura etapa que atraviesa, acrecentada tras el alza del billete verde que descompensó al país después del proceso electoral del 11 de agosto, el equipo de Gobierno trabaja en busca de contener la situación, mientras siguen estudiando otras medidas para minimizar el golpe.

Después de unos días complicados, quizás los más difíciles desde que asumió las riendas de Argentina en diciembre de 2015, Macri aceptó el sábado la dimisión del ahora exministro de Hacienda Nicolás Dujovne, a quien puso en la mano la tarea de negociar el año pasado el acuerdo stand by con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la primera gran crisis de su Gobierno.

En un mensaje casi entrando en la madrugada del domingo, Macri agradeció a Dujovne por su trabajo al frente de ese ministerio y señaló que ahora asumirá el cargo Hernán Lacunza, hasta ahora ministro en la provincia de Buenos Aires.

‘Confío en que es la persona indicada para esta nueva etapa’, escribió en un mensaje en twitter.

Reuniones con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, para analizar la marcha de la política monetaria y cambiaria, y encuentros con su nuevo equipo económico, a Lancuza se le vio en un fin de semana agitado.

El ahora ministro tendrá que sortear varios obstáculos por delante y el primero, en medio del estallido del dólar que obligó al Gobierno a tomar medidas urgentes, será encarar a la nueva misión del FMI, que tiene prevista otra visita.

Según medios de prensa, la delegación del Fondo, que revisa in situ el avancen en el cumplimiento del acuerdo pactado y las metas fiscales y monetarias del segundo trimestre, deberá llegar en los próximos 15 días.

Al flamante ministro le tocará negociar un nuevo desembolso de cinco mil 400 millones de dólares para septiembre, el último de los 57 mil millones de dólares pedidos en préstamo.

Para lograr amortiguar el golpe provocado por el dólar, que de casi 46 pesos escaló a 65 y se mantiene hoy en 58 pesos, Macri tuvo que poner en práctica una serie de medidas que incluyó desde congelar por 90 días el precio de los combustibles hasta quitarle el impuesto de valor agregado a varios alimentos básicos.

oda/may

PRENSA LATINA