Opinión

Complot, boicot y democracia bajo acecho…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Una mañana que viajaba con destino a El Carmen, Manabí, tuve la desagradable sorpresa de encontrarme con el bloqueo de las carreteras debiendo regresar con destino a Guayaquil, ocasionándome costos, tiempo, pérdidas, etcétera…

Optar por el bloqueo para llamar la atención resulta inaceptable, cuando el gobierno no tiene ni 100 días y tiene, sin haber estabilizado todavía la economía, los despilfarros y endeudamientos dolosos que pagar las facturas y la pesada carga, resultando entonces un acto de terrorismo y de intento golpista lo que pretenden los agitadores, y es una obligación estar alertas para identificar a las fuerzas oscuras que pretenden socavar la paz y la democracia.

Todo en un ambiente de paz, diálogo y respeto mutuo, debe ser el escenario donde se deben presentar todos aquellos puntos, que son los temas para presentar reclamos, partiendo de que vivimos una crisis, que no se pueden hacer milagros, y que los sacrificios debemos cargar entre todos…

Romper el diálogo y confrontar, sólo puede ser el camino de los irracionales y enemigos solapados.