Ciencia

Cómo son el Apple Watch y el Galaxy S6 Edge por dentro

Como es usual en un lanzamiento de nuevos equipos, la gente de iFixit desarmó el reloj de Apple para conocer su interior; también hizo lo mismo con el teléfono de pantalla curva de Samsung.

EE.UU. Es un clásico: dos compañías, iFixit y Chipworks, toman nuevos dispositivos que acaban de llegar al mercado y los desarman, tanto para ver su interior y cómo están construidos, como para intentar determinar cuán fácil es arreglarlos si falla algún componente.

En este caso pasaron por la lupa el reloj Watch de Apple, y el Galaxy S6 Edge de Samsung. En iFixit le dan una puntuación de reparación de 5 sobre 10 al reloj de Apple por la dificultad de separar los componentes internos, muchos de ellos soldados entre sí; a la vez, destacan que el reemplazo de la pantalla, de la batería y de las correas es sencillo. En el caso del Samsung Galaxy S6 Edge, el puntaje es 3 sobre 10; aunque destacan la modularidad de los componentes (que permite un fácil reemplazo), el hecho de que el frente y el dorso del equipo sean de vidrio complican su desarmado; la batería, además, está adherida a la pantalla.

En otra ocasión estas compañías analizaron el interior del Motorola Moto 360, del HTC One M8, la tableta Surface de Microsoft y otros dispositivos. (Internet/ La Nación)