Opinión

Cómo se olvida

Patricia Patt

Desde Buenos Aires/Argentina para La Nación de Guayaquil-Ecuador

 

Cómo se olvida

que fui sombra

de tu pequeño

y oscuro amor.

Apenas puedo saber que tu ventana estaba abierta y

ofreciste tus labios a otro amor.

Me lo decía sin tocarte una inmensa soledad.

Madrugada oscura me entregué a tí,

dulce y atrevido cazador. Andabas y te tendías en otros brazos,

encaprichado frente a mi sombra.

Quisiera olvidar y a veces

sentirte perdido.

Y que las sábanas

se distraigan de mis desvelos.