Tecnociencia

¿Cómo saber si tu sesión de WhatsApp sigue abierta en una PC y qué puede pasar si te olvidas de cerrarla?

Aunque son millones quienes usan sus cuentas de WhatsApp en varios dispositivos, pocos saben cómo verificar si una sesión se quedó abierta. Te contamos.

En la actualidad, WhatsApp se mantiene como la aplicación de mensajería instantánea líder de su rubro y son millones quienes la usan a diario para comunicarse con otras personas, sean amigos, familiares o compañeros del trabajo. Por lo mismo, hay también quienes hacen uso de sus cuentas de la plataforma en más de un dispositivo, pero en ocasiones olvidan cerrar la sesión que abrieron. ¿Dejaste tus chats abiertos en una PC que no es tuya? Te enseñamos cómo puedes averiguar si tu usuario sigue activo y qué puede ocurrir si no cerraste el acceso.

De forma puntual, es necesario precisar que la posibilidad de abrir la sesión de una cuenta de WhatsApp en más de un equipo se remonta hace varios años atrás. Gracias a ello, los usuarios pueden acceder a sus conversaciones en otros dispositivos, incluso si se trata de una computadora con el soporte de la versión web del aplicativo. Para ello, basta con que se escanee el código QR y se asociarán las credenciales.

¿Cómo saber si tu sesión de WhatsApp se quedó abierta?

Si abriste tu cuenta en WhatsApp web desde una PC y no recuerdas si cerraste la sesión, sigue estos pasos para verificarlo:

  1. En tu teléfono, abre la aplicación de WhatsApp.
  2. En la parte superior derecha, pulsa sobre los tres puntos suspensivos y luego toca en Dispositivos Vinculados.
  3. Vas a visualizar los dispositivos en los que tienes alguna sesión activa y si notas que existe alguna que ya no autorizas, solo presiona sobre la misma y ciérrala.
  4. Eso es todo, de ese modo cortarás el acceso a tus conversaciones y la interfaz de esa PC volverá al menú de inicio sin una cuenta vinculada.

¿Qué puede pasar si no cierra tu sesión de WhatsApp web en una PC?

Si has iniciado sesión con tu cuenta de WhatsApp en tu cuenta pública, estos son unos de los riesgos que puedes correr:

  1. Pueden revisar tus conversaciones importantes y aprovechar la información sensible que puedes haber enviado.
  2. Si tienes fotos o videos personales, podrían descargarlo y moverlo a otro espacio como un archivo.
  3. Pueden hacerse pasar por ti para estafar a tus contactos.
  4. Si en tu chat propio has guardado datos de tus credenciales bancarias, las mismas pueden estar comprometidas y podrían acceder a tus cuentas.

 

Por:  La República Perù / sexta