Tecnociencia

Cómo funciona el tratamiento con gorras frías para evitar la caída del pelo durante la quimioterapia

Utilizar un sistema de gorras frías automatizadas durante un tratamiento de quimioterapia es un proceso que ayuda a evitar la caída del pelo que suele darse en esa fase de la enfermedad.

En marzo de 2022, la llegada de DigniCap, el primer equipo de enfriamiento de cuero cabelludo para cumplir con esa meta, se anunció en Uruguay. El Hospital Universitario fue presentado como uno de los lugares en los que se podría aplicar ese tratamiento y, dos años después, sus autoridades tienen los primeros resultados.

La primera etapa en este hospital público se extendió durante un período de un año y estuvo focalizada en las mujeres con cáncer de mama y cáncer de ovario. El sistema se aplicó en 24 pacientes del sistema público y la enorme mayoría conservó el pelo hasta las últimas etapas, informó el director de la cátedra de Oncología de ese hospital, Gabriel Krygier, al noticiero Subrayado.

El apartado Dignicap actúa enfriando el cuero cabelludo y, así, previene entre un 65% y un 95% de la caída capilar en pacientes con tumores sólidos que reciben quimioterapia. El que se instaló en el Hospital de Clínicas (como se le denomina formalmente al sanatorio universitario de Uruguay) fue el primero de América Latina.

En la primera etapa, tres pacientes debieron abandonar el tratamiento por “intolerancia al frío” ya que el sistema obliga a los pacientes a estar entre cuatro o cinco horas bajo el sistema de enfriamiento. De ese total, hubo dos que perdieron un 50% del pelo. El resto (19 de las 24) hicieron el tratamiento completo, lo toleraron y mantuvieron el pelo. Esto implica un impacto en la calidad de vida relevante para un paciente con cáncer.

El tratamiento consiste en el uso de gorras de frío automatizadas que se basan en la acción de la hipotermia del cuero cabelludo, sintetizó una nota de El País. La explicación médica es que esto provoca una vasoconstricción de los vasos sanguíneos, que resulta en una reducción de la llegada de los citostáticos a la zona y, por ende, en una menor absorción celular de las drogas.

También en términos médicos, Krygier señaló que el objetivo que tiene el enfriamiento es impedir que los quimioterápicos lleguen a los folículos pilosos y produzcan una caída del pelo durante el tratamiento.

En octubre comenzó a funcionar una segunda Dignicap, que incorpora la atención a pacientes del sistema de salud privado y los seguros. Son derivados por el médico tratante desde cualquier zona del país y el costo para acceder al sistema es de 20.000 pesos uruguayos (unos USD 500).

Este valor es solo por los materiales. El tratamiento requiere de “dos bolsas”, una que se aplica sobre el cuero cabelludo y genera la “escarcha y el frío”, y otra de neopreno, que “protege”, explicó el médico.

Este tratamiento es “clave” para la calidad de vida de los pacientes con cáncer. “No es solamente el tratamiento, la cirugía, la quimio, sino poder saber que termina el tratamiento conservando el pelo, lo que implica dignidad en el paciente”, explicó.

Este tratamiento empieza 30 minutos antes de que comience la quimioterapia –lo que se denomina “etapa de pre congelamiento”– y durante el proceso continúa unas dos o tres hora. Al final, el paciente sigue con la gorra media hora más para “mantener el enfriamiento”, aseguró Krygier.

Fuente: infobae.com