Opinión

COMO ERA DE SUPONERSE

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

Efectivamente está confirmado oficialmente que el Estado mexicano no permitirá que nuestro Ecuador cobre las múltiples deudas que el exvicepresidente Jorge Glas Espinel tiene que pagar a la Justicia ecuatoriana y siga permaneciendo impune de sus múltiples casos de corrupción, abuso del poder y faltas a la moral pública nacional.

La Cancillería ecuatoriana está ocupada por una persona con escasos conocimientos diplomáticos, quien ha dedicado por muchos años con muy poco éxito la actividad que ejerció gran parte de su vida como es público y notorio: el negocio aéreo.

Es muy posible que por desconocimiento sus decisiones estarán en las manos de sus asesores, que por regla general casi siempre serían mal intencionadas o posiblemente interesadas en un asunto geopolítico tan importante como éste.

Prohibido olvidar que ése gran país ya dio asilo político con honores a gran parte de los prófugos correistas que como manada de borregos corrieron a los brazos del AMLO, que dicho sea de paso, su tendencia política es la gran favorita para triunfar en las próximas elecciones.