Economía

Comercio informal perjudica a los dueños de restaurantes frente a la UTA

El comercio informal también está causando inconvenientes en los exteriores de la UTA, en donde los dueños de restaurantes han recibido amenazas por parte de los vendedores.

El comercio informal se sigue expandiendo en la ciudad y actualmente varios vendedores se ubican en los exteriores del campus Huachi de la Universidad Técnica de Ambato (UTA) para vender frutas, entre otros alimentos preparados.

Varios dueños de restaurantes en la zona aseguran que no están en contra del trabajo de otras personas, sin embargo, están molestos porque algunos han recibido amenazas de los informales.

Problemas

Una de las afectadas, quien prefirió mantener su nombre en reserva, contó que en una ocasión salió a pedirles a los comerciantes que se pusieron en la vereda frontal de su local que se retiren, pero solo recibió insultos.

De igual manera dijo que le mostraron un cuchillo y le dijeron que ellos pueden colocarse en cualquier espacio porque están en la vía pública.

La emprendedora indicó que es muy difícil mantener un negocio actualmente, pues es necesario invertir en infraestructura, permisos y demás trámites costosos, por ello, le parece injusto que el comercio informal se apodere de los exteriores de su local.

Efraín Castillo, morador del sector, aseguró que es necesario más control de las autoridades municipales con el fin de evitar que más comerciantes se ubiquen en el sector, pues también causan caos vehicular.

“Casi todos los días pasan por aquí camionetas del Municipio, pero nunca hacen nada con los vendedores que se paran en la vereda”, aseguró.

EL DATO Algunos de los puntos más conflictivos en Ambato de comercio informal son la calle Tomás Sevilla y los alrededores de la plaza Primero de Mayo.

Controles

Carlos Toalombo, director de la Agencia de Orden y Control del Municipio de Ambato, dijo que hace varios meses se identificó el problema de camionetas con comerciantes informales en la avenida Los Chasquis.

Asimismo, aseguró que al ser un espacio que aún no es tan conflictivo no es necesaria la presencia permanente de agentes de Control Municipal como en otras zonas del cantón tales como la calle Tomás Sevilla o los alrededores de la plaza Primero de Mayo.

Por ende, dispuso que motorizados recorran la zona periódicamente con el objetivo de retirar los vehículos que muchas veces se parquean en sitios prohibidos.

En este caso, los agentes de Tránsito podrán sancionar en el sitio a los vendedores autónomos con una multa equivalente a 10% de un Salario Básico Unificado, es decir 45 dólares.

Mientras tanto, si la sanción la realiza un agente de Control se realiza un informe técnico que podría determinar en una multa del 30% de un Salario Básico, es decir 138 dólares, por mal uso de la vía pública.

Toalombo dijo también que los propietarios de locales comerciales pueden llamar al ECU 911 para notificar la presencia de comerciantes informales, ya que a través de la consola que tiene la Municipalidad se tomarán las acciones pertinentes. (RMC)

Fuente:  Diario la HORA