Economía

Comerciantes informales pagan hasta 60% de interés mensual a los usureros

En un recorrido hecho por un equipo periodístico de Diario La Hora se pudo conocer que los usureros entregan el dinero con el 1% y 2% de interés diario en Ambato.

 

Gilberto, adulto mayor, cuenta que en más de una vez ha recurrido a los prestamistas o chulqueros para poder sobrevivir.

Tengo 71 años, trabajé como dependiente solamente 15 años por lo que no tengo seguro social ni jubilación, así que para mantenerme no me queda de otra que vender lo que se pueda en las calles.

Actualmente, con su hermana de 67 años hacen postres para vender en oficinas, negocios y en las veredas a lo largo de la avenida Cevallos entre las intersecciones de las calles Primera Imprenta y Martínez.

Hace poco más de un año hicimos un préstamo de 75 dólares. El dinero era para producir los pasteles y para comprarle medicamentos a mi ñaña. Solamente lo pedí para cinco días porque pensé que vendería todo, pero la verdad es que solo conseguí poco más de la mitad y cuando me vinieron a cobrar no tuve para pagar y no quisieron cogerme los 40 dólares que tenía para abonar al capital, ahí mismo me dijeron que ya no me iban a cobrar el 1% de interés diario, si no que la tasa subiría al 2% y que solamente tenía cinco días más para conseguir la plata

Hace una pausa para vender dos fundas de sus dulces y mirar hacia los costados para que nadie se percate que está contando su experiencia.

De verdad, fueron los 75 dólares más difíciles de pagar, pero en estas condiciones, no me ha quedado de otra que luego pedir más plata para poder subsistir con mi hermana, porque somos la única familia que tenemos y vivimos de lo que vendemos al día.

Este no es el único caso, ya que David, de 32 años, hace tres años empezó a vender ropa en las calles, para iniciar su negocio pidió 350 dólares para conseguir la mercadería.

El negocio lo hice para un mes, los chulqueros me dijeron que me cobrarían 2% de interés diario y aunque me pareció mucho, no me quedó de otra que aceptar, porque antes de contactarme con un prestamista visité cuatro cooperativas, pero como no tengo ni dónde caer muerto, no me prestaron.

Recuerda David quien, afanosamente, dobla las camisetas mangas largas de colores llamativos que vende mientras recorre las calles céntricas de Ambato.

En las cooperativas piden garantes y garantías, cosas que no contamos quienes tenemos que salir a las calles a vender, por eso, aunque tuve que pagar más de 100 dólares de interés en un mes, era la única forma de poder empezar mi pequeño negocio.

La situación ha sido más complicada para Gloria, de 32 años, quien es el sustento de sus dos hijos de 10 y 8 años, quienes incluso la acompañan a vender frutas luego de ir a clases.

Ahorita mismo tengo una deuda de 200 dólares, tengo que pagar 2 dólares diarios y aunque parece que es fácil, ya llevo pagando 36 dólares solo de interés porque se me ha hecho difícil conseguir el capital ya que mi hijo menor tuvo un accidente y eso es más importante que pagar el préstamo.

Ella, al igual que los casos anteriores, también recurrió a los chulqueros porque en ninguna institución formal le quisieron prestar dinero.

Adicionalmente, los tres comerciantes informales comentaron, que, aunque conocen los riesgos de hacer negocios con usureros, quienes inclusive usan medios agresivos para cobrar las deudas, no tienen otras opciones, pues por su historial crediticio y activos no pueden acceder al sistema financiero formal.

CIFRA 5 a 7 AÑOS de prisión sería la sanción para el delito de usura, según el artículo 309 del COIP.

Desde lo legal

En artículo 309 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) se establece que por usura “la persona que otorgue un préstamo directa o indirectamente y estipule un interés mayor que el permitido por ley, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años”.

Adicionalmente se menciona que cuando el perjuicio se extienda a más de cinco personas, será sancionada con prisión de siete a 10 años.

El COIP añade que “la persona que simule la existencia de un negocio jurídico y oculte un préstamo usurario, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años. En estos casos se ordenará la devolución a la víctima de lo hipotecado o prendado y la restitución de

todo lo pagado de manera ilegal”.

Para hacerle frente a este accionar ilegal, desde la Policía Nacional se hacen procesos investigativos permanentes para dar con quienes se dedican a este accionar.

El último caso se dio el lunes 26 de febrero de 2024 cuando se detuvo, en el centro de Ambato a dos mujeres que se dedicaban a prestar dinero al 1% de interés diario.

Adicionalmente, se conoció que las implicadas intimidaban a sus clientes cuando estos no podían cumplir con los pagos.

Mientras que José Lalama, asesor financiero, comentó que si bien en el sistema financiero regularizado los montos de los préstamos para microcréditos minoristas y de consumo son de los que más elevado interés tienen anualmente, 20.24% y 16.32% respectivamente, eso se debe a son las líneas crediticias más riesgosas, sin embargo, añade que eso no se compara con los intereses que imponen los chulqueros, pues el monto mensual que cobran estas personas va desde el 30% al 45%, lo que realmente es una extorsión en contra de quienes usan esos servicios. (NVP)

Punto de vista social

Para el sociólogo Jorge Vásquez, el recurrir a este tipo de servicios es porque no encuentran otro tipo de salida para poder conseguir dinero de manera rápida para solventar sus necesidades urgentes.

A ello se suma el hecho de que el sistema financiero regular no confía en su capacidad de endeudamiento y por ende de pago. Por ello “ven en este medio la única forma de conseguir dinero, por decirlo de alguna manera, ‘fácil’, para tapar algún otro hueco económico, a pesar de los riesgos que esto genera, pues los métodos de pago no son los más sofisticados, pues inclusive se han documentado casos en los que las personas endeudadas con el chulco han perdido propiedades o hasta han sido amenazadas de muerte porque no logran pagar sus deudas en los plazos convenidos”.

Recalcó que, en el caso de los comerciantes que piden al día, parece que el monto del interés no es muy grande al final de la deuda que terminan pagando hasta el doble de lo prestado, lo que conlleva a un desgaste económico y emocional por la presión de tener que pagar la plata prestada.

Tasas de interés activas referenciales (febrero 2024)

Segmentos de crédito                                       % anual

  1. Productivo Corporativo                                     10,34
  2. Productivo Empresarial                                     11,19
  3. Productivo PYMES                                              11,27
  4. Consumo                                                               16,32
  5. Educativo                                                             8,82
  6. Educativo Social                                                 5,49
  7. Vivienda de Interés Público                             4,98
  8. Vivienda de Interés Social                                4,98
  9. Inmobiliario                                                         9,94
  10. Microcrédito Minorista                                   20,24
  11. Microcrédito de Acumulación Simple           20,71
  12. Microcrédito de Acumulación Ampliada     20,18
  13. Inversión Pública                                              8,60

Fuente: Banco Central del Ecuador

Por Diario la HORA