Actualidad

Comandantes no frenaron la violencia

Un nuevo comandante policial ha llegado a la zona 8. Se trata del general Víctor Zárate. Entre sus objetivos principales está la reducción de las muertes violentas que atemorizan en las ciudades de Guayaquil, Durán y Samborondón. Para lograr ese cometido, el Gobierno le ha otorgado 1 100 policías más. Incluso, la ministra Alexandra Vela ha resaltado su experiencia y lo ha llamado un verdadero comando.

Zárate es el sexto comandante que tiene la zona 8 en cuatro años. Sus cinco antecesores también prometieron reducir la violencia criminal de las calles del Puerto Principal. Pero eso nunca se concretó. Por el contrario, los asesinatos y homicidios crecieron exponencialmente.

La excomandante de la Policía Tannya Varela fue parte de los oficiales que comandaron la Policía de Guayaquil. La oficial estuvo por dos ocasiones en esta jurisdicción. En su gestión se concentró en operativos ciudadanos y para el 2019, año que dejó el cargo, la violencia empezó a tomar fuerza.

Incluso, la escalada de muertes en Guayaquil, durante su mandato al frente de la Policía, terminó por el incremento de muertes violentas. En enero fueron más de 70.

Esa cifra es el doble de lo que se registró en el mismo mes del año pasado. Por eso, el general Buenaño también fue reemplazado por Víctor Zárate. En su hoja de vida se señala que fue parte del Grupo de Intervención y Rescate (GIR). Ellos son especialistas en operativos de alto impacto. Esta es una nueva faceta.

Antes, los oficiales han tenido formación en investigaciones o han pertenecido a la Policía Judicial. Ese fue el caso de Ramiro Ortega. Su experiencia tampoco ayudó a reducir las muertes. Luego, llegó el general Víctor Araus. Este oficial, aún activo, también comandó por dos ocasiones la conflictiva zona 8.

En su segunda intervención fue encargado de fortalecer las investigaciones contra las redes criminales. De hecho, él junto al general César Zapata fueron designados por primera vez, en la historia de Guayaquil, como comandantes policiales al mismo tiempo.

Esa estrategia fue impulsada por la comandante Tannya Varela, quien luego de unos meses separó a Araus de las filas policiales. Esa decisión fue revertida por un juez y hay una demanda en contra de Varela debido a ello.

Hoy la foto de Araus no aparece en la página oficial de la Policía Nacional. Él es uno de los generales a los que EE.UU. le retiró la visa. Eso se conoció luego de que el embajador de ese país Michael Fitzpatrick indicara públicamente que en Ecuador hay narcogenerales.

En su gestión en Guayaquil ocurrieron crímenes que causaron revuelo como el del presentador de televisión Efraín Ruales.

La Policía ahora indaga la relación de Araus con hechos relacionados al narcotráfico. La defensa del oficial ha indicado que no existe prueba alguna de actos ilegales en la carrera de su cliente.

En cambio, Zapata dejó Guayaquil en mayo del 2021. Hoy es el comandante de la Policía de Quito. En su gestión ocurrieron masacres en la Penitenciaría de Guayaquil. Hasta el momento no se conoce avances en esas investigaciones.

Lo mismo ocurre con las matanzas que se perpetraron en el mandato del general Buenaño. Algo común que tienen todos los comandantes de Guayaquil es que ninguno pasó más de un año en su gestión. Después de ocupar esos cargos fueron trasladados a Quito y ascendidos.

 

 

 

El Comercio