Ciencia

Colombianos diseñan avanzado sistema para entrenar fútbol

La U. Manuela Beltrán creó un laboratorio para que los jugadores mejoren su técnica de juego.

COLOMBIA. Detrás de la calidad técnica de los jugadores profesionales de fútbol existen no solo horas de entrenamiento, también sistemas de última tecnología concebidos para ayudar a mejorar el desempeño en situaciones de juego.

En ese sentido, la Universidad Manuela Beltrán (UMB), de Bogotá, diseñó un laboratorio cuyo foco es ayudar a los jugadores a mejorar la precisión, velocidad y técnica de sus pases. El costo del proyecto fue de 90 millones de pesos.

El laboratorio estará abierto para cualquier persona, sin costo, hasta el 31 de mayo. Después, la hora de entrenamiento costará entre 80 y 90.000 pesos.

El laboratorio se encuentra ubicado en las instalaciones de la Universidad en Cajicá. Se adecuó una carpa de 13 metros de largo por 10 de ancho con piso en césped sintético.

El sistema consta de una pantalla, de color blanco, de 9 metros de ancho por 2,1 metros de alto. Sobre la misma, se proyecta la imagen de un jugador virtual, quien es el que recibe los pases.

Las animaciones son generadas por un motor de videojuegos y proyectadas por tres dispositivos ubicados en la parte trasera de la carpa. En la parte superior del techo, hay dos cámaras de alta definición cuya función es tomar registro de la efectividad y precisión de los pases ejecutados.

Los datos de cada entrenamiento son almacenados en una base datos de datos para facilitar el análisis de las habilidades que se deben perfeccionar.

El lugar de entrenamiento se complementa con un par de lanzadoras robóticas de balones que reciben instrucciones por medio de software.

Estas lanzadoras se pueden programar para arrojar los balones con diferente velocidad, elevación, giro o efecto. Además, disponen de conectividad bluetooth y se pueden controlar desde una aplicación móvil.

El proyecto ganó la convocatoria de Colciencias y Coldeportes para el desarrollo de tecnología que involucre el deporte y la actividad física, y cuenta con el apoyo financiero de ambas entidades.

El laboratorio de entrenamiento recibe el nombre de Comba. “El término proviene de la lengua muisca y significa ‘tigre’ ”, indica Juan Pablo Ruiz, ingeniero electrónico de la UMB y líder de la iniciativa.

Varios equipos ya lo están usando, entre ellos el seleccionado Sub-20 de La Equidad. Jeison Guerrero, integrante de ese equipo, ya probó el laboratorio Comba y se mostró sorprendido por los beneficios para mejorar la habilidad técnica.

“Se adquiere experiencia útil tanto para el desarrollo individual como para el juego colectivo. Es una máquina muy rápida y ayuda a incrementar la velocidad mental. Con esta máquina uno se prepara para controlar el balón en jugadas explosivas”, contó en una entrevista proporcionada por la UMB. (El Tiempo de Colombia)