Opinión

COLOMBIA, SOCIO GLOBAL DE LA OTAN

Debido al ingreso de Colombia como socio global a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el 2018, bajo la presidencia de Juan Manuel Santos, se generó una gran controversia tanto nacional como internacional, principalmente en países vecinos. Cabe agregar que Colombia se convirtió en el primer país latinoamericano en ser parte de esta organización.

Para Colombia puede ser provechoso ser parte de la OTAN como socio global puesto que gana un mayor reconocimiento en el ámbito internacional, progresando así en sus conexiones con las grandes potencias, obteniendo nuevos y amplios conocimientos sobre la seguridad nacional, y con estos permitiéndose tener mayores posibilidades de mejorar sus capacidades militares internas. A su vez, Colombia puede aportar sus conocimientos adquiridos en todos sus años de conflicto armado interno, principalmente en la lucha contra la delincuencia organizada y desminado.

Sin embargo, es importante mencionar que a pesar de estos aspectos positivos si nos ponemos a analizar la presente situación de Colombia, podríamos cuestionarnos: ¿será posible para Colombia mantenerse activa en esta organización sabiendo los grandes problemas que tiene a nivel nacional? ¿Será beneficioso para el país ser parte de esta organización? A mi parecer en este momento no es lo mejor para el país puesto que actualmente cuenta con una gran cantidad de conflictos internos, los cuales podrían ser pasados por alto debido a las distracciones que Colombia podría tener al ser socio global de una organización tan activa como la OTAN, además de la pérdida de recursos y de tiempo que podrían ser fundamentales en estas circunstancias para el país. Otro aspecto que debo agregar es que, si bien Colombia podría ganar reconocimiento a nivel internacional, este no necesariamente tendría que ser positivo. Al estar Colombia en este tipo de organizaciones presenta la posibilidad de perder prestigio internacional siendo juzgada como un país poco soberano.

Teniendo en cuenta esto, se puede concluir que el ingreso de Colombia a la OTAN es importante puesto que aporta conocimientos beneficiosos para el país y mejora las relaciones internacionales. No obstante, no hay que desconocer que también existe la posibilidad de que esta alianza pueda traer a futuro efectos negativos, causados por la falta de prioridad y de interés que hay para resolver los problemas internos, obteniendo como consecuencia mayores problemas para Colombia.

Por TATIANA MESA OSPINA/Colombia