Internacional

Colombia recibe respaldo de la ONU en sus avances hacia consolidación de la paz

 

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, recibió este jueves ,  jueves a miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, quienes verifican en el país el progreso logrado tras la implementación del acuerdo de paz firmado con la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016, así como los avances en los procesos de paz que el Gobierno ha entablado con otros grupos al margen de la ley.

 

Quince miembros del Consejo de Seguridad arribaron la noche del miércoles a Bogotá, en una visita que se extenderá hasta el 11 de febrero para verificar en algunas zonas del país las condiciones de los signatarios del acuerdo de paz y constatar los avances concretos en las políticas de paz del Gobierno colombiano, entre las que se encuentran el diálogo con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y con el autodenominado Estado Mayor Central (EMC), de las disidencias de las FARC.

 

La embajadora Pascale Baeriswyl, representante permanente de Suiza ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, señaló que «con esta política exhaustiva de paz, Colombia ha representado un ejemplo positivo para el mundo».

 

Por su parte, el presidente Petro fue menos optimista en cuanto al balance que hace el Gobierno sobre la implementación de estos acuerdos, dado que en varios puntos del mismo, a su parecer, el estado colombiano no ha cumplido de manera concreta lo pactado con la extinta guerrilla de las FARC, consecuencia de lo que consideró un retraso de «cuatro años» en lo ocurrido en materia de implementación durante el anterior Gobierno colombiano.

 

De acuerdo con Petro, el acuerdo de paz se puede dividir en cuatro grandes aspectos que determinan el balance de lo cumplido: la reforma rural, la consecución de la verdad dentro del conflicto, la transformación de los territorios afectados por la violencia y la seguridad de los firmantes del acuerdo y sus posibilidades de reinserción a la vida civil.

 

«En el acuerdo firmado con el gobierno se habló de 3 millones de hectáreas de reforma agraria, es decir de transferencia en la tenencia de la tierra y 7 millones de hectáreas de titulación. Este primer punto tuvo 13.000 hectáreas compradas en el gobierno pasado y 200.000 en el actual y deberíamos estar, aproximadamente, en 1.200.000 hectáreas. A pesar que hemos acelerado el ritmo aún es insuficiente», aseguró.

 

Del mismo modo señaló que los demás puntos del proceso adolecen de índices negativos toda vez que la impunidad sigue rigiendo en la búsqueda de la verdad, los territorios vulnerables continúan en condiciones precarias para sus habitantes y desde la firma del acuerdo han sido asesinados 419 firmantes del acuerdo de paz y aún 595 continúan presos en diferentes cárceles del país.

 

Los demás días de la visita del Consejo de Seguridad de la ONU en Colombia estarán dedicados a encuentros con firmantes del acuerdo de paz en los departamentos de Caquetá y Valle del Cauca y sostendrán también reuniones con representantes de las víctimas, la sociedad civil y mujeres afectadas por el conflicto armado.

 

Con información de la oficina en Bogotá, Colombia. Noticias Xinhua.