Internacional

Colombia planea usar drones para combatir la incontrolable producciA?n de coca

Los utilizarA�an con el fin de rociar herbicidas en los sembradA�os. Creen que el impacto ambiental serA? menor si los utilizan en reemplazo de las clA?sicas furgonetas fumigadoras.

La policA�a colombiana podrA�a empezar a usar drones para combatir el incremento en la producciA?n de cocaA�na en los A?ltimos cinco aA�os que ha generado tensiones en su relaciA?n con Estados Unidos.

Documentos de licitaciones gubernamentales revelan que la policA�a antinarcA?ticos colombiana contratA? a una compaA�A�a local para que pruebe aviones no tripulados que rocA�en herbicida en sembradA�os de coca, el material base para la fabricaciA?n de la cocaA�na.

Se prevA� que los dispositivos a control remoto erradiquen ocho hectA?reas (20 acres) de coca al dA�a, portando alrededor de 10 litros (2 galones) de herbicida en cada vuelo.

El cultivo de coca se ha duplicado en Colombia desde 2012 y actualmente supera las 188.000 hectA?reas, segA?n cA?lculos de Estados Unidos.

Hace tres aA�os Colombia decidiA? prohibir el rocA�o aA�reo de los campos de coca debido a preocupaciones ambientales y de salud. Pero los drones vuelan a menor altitud que los aviones fumigadores y se prevA� que tengan un menor impacto ambiental.

Los aviones no tripulados tambiA�n podrA�an ayudar a la policA�a colombiana a sortear algunos de los obstA?culos en sus labores por erradicar los campos de coca en zonas remotas y, a menudo, hostiles del paA�s, donde en ocasiones los plantA�os son defendidos por grupos de narcotraficantes fuertemente armados o con minas terrestres.

“Esta decisiA?n responde a varias preocupaciones” generadas por la fumigaciA?n aA�rea, dijo Juan Carlos GarzA?n, especialista en polA�tica antidrogas de la FundaciA?n Ideas para la Paz, de Colombia. “Pero los drones tambiA�n tienen sus limitaciones”.

A�La decisiA?n de Colombia de dejar de erradicar los cultivos cocaleros vA�a aA�rea ha generado fuertes crA�ticas de las autoridades estadounidenses, que han presionado a la naciA?n sudamericana para que reduzca su producciA?n de cocaA�na.

En un informe publicado en 2017, la DEA estimA? que el 93% de la cocaA�na que se incautA? en Estados Unidos provenA�a de Colombia, cuya producciA?n potencial de esa droga se triplicA? entre 2013 y 2016, segA?n la agencia antinarcA?ticos.

Sin embargo, las autoridades colombianas han argumentado que la fumigaciA?n aA�rea destruye los cultivos legales cercanos a las plantaciones de coca y contamina las fuentes acuA�feras locales. Un estudio de la OrganizaciA?n Mundial de la Salud seA�ala que el glifosato, el producto quA�mico utilizado en la fumigaciA?n, podrA�a ser cancerA�geno, lo que llevA? a que Colombia tomara la decisiA?n de cancelar la prA?ctica.

El gobierno colombiano estA? probando otros dispositivos en sus labores por frenar la producciA?n de cocaA�na, incluidos pequeA�os vehA�culos blindados conocidos como “orugas” que brindan protecciA?n contra las minas terrestres.

Fuente: AP