Economía

Coca Codo-Sinclair tiene más de 40 problemas de construcción por resolver

Este viernes 24 de septiembre del 2021 arrancaron las comparecencias en el proceso de fiscalización a la Central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, en la Asamblea Nacional.

El proceso busca establecer las responsabilidades de las fallas en la Central, construida por la empresa china Sinohydro, entre las provincias de Napo Sucumbíos.

La Comisión de Fiscalización convocó a 8 personas, entre técnicos, exfuncionarios y funcionarios de Celec para que comparezcan desde las 08:00 de este viernes.

Gonzalo Uquillas, gerente de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), reiteró ante la Comisión que no se recibirá la Central mientras presenten fallas e inconvenientes.

Entre los principales daños están las miles de fisuras microfisuras que presentan los distribuidores, que reciben el agua a gran presión para dirigirla a las turbinas que generan energía.

Aunque el mayor problema está en los 8 distribuidores, la central tiene otros 40 inconvenientes, como en los rodetes, válvulas esféricas, falta de pernos, ejes, entre otros, señaló Byron Orozco, subgerente del Coca Codo, quien también compareció.

Marcelo Reinoso, gerente de la Unidad de Negocios de Coca Codo Sinclair, señaló que los primeros problemas en la Central se presentaron a las 72 horas de inaugurado el proyecto, en 2016.

Pero las fallas en los distribuidores ya estaban presentes desde el 2012, cuatro años antes de que fuera inaugurada la hidroeléctrica. Según documentos presentados por Reinoso ante la Comisión, la empresa Habin, subcontratista de Sinohydro fabricante de los distribuidores, reconoció que estas estructuras llegaron al país con los miles de fisuras.

Sin embargo, fueron recibidas parcialmente por Celec por recomendación de la fiscalizadora a cargo de la empresa mexicana Comisión Federal de Electricidad (CFE), a la cual el Ecuador le pagó más de USD 140 millones.

Los distribuidores ya tienen siete procesos de soldadura, pero las fisuras continúan apareciendo. En la última paralización de los 4 distribuidores, que pertenecen a la Fase II del proyecto, para un mantenimiento que continuará hasta el próximo 11 de noviembre, se encontró más de 800 fisuras solo en el distribuidor 6.

Vicente San Andrés y Kevin Báez, técnicos de la consultora Kerbac S.A.S, que realizaron un escaneo 3D del distribuidor 6 de Coca Codo Sinclair, señalaron ante la Comisión que actualmente existe una deformación total del distribuidor por tanta soldadura de las fisuras.

 

EL COMERCIO

Coca Codo-Sinclair tiene más de 40 problemas de construcción por resolver – El Comercio