Opinión

Cobardes y cojudos.

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil.

Si la narrativa oficial sigue siendo la que utiliza hasta hoy, seguirá agravándose la situación y los estados de excepción sólo serán simples anuncios y disparos al aire…

¿Por qué no derogan la tabla de consumo de drogas?

Por qué no se declara por parte del Estado, que no es delincuencia común lo que afecta y agrava la seguridad de la Nación, es el crimen organizado y transnacional, lo que significa que estamos en una situación de guerra interna, y por lo tanto la intervención de Fuerzas Armadas no puede circunscribirse, a declaraciones de estado de excepción, es parte de su misión Constitucional velar por la integridad territorial, la soberanía y la paz.

La integridad territorial hace rato está rota y tomada por bandas criminales, por lo tanto hace rato debió las Fuerzas Armadas junto a la Policía Nacional, actuar y recuperar los territorios tomados por el crimen, pero seguir lavándose vergonzosamente las manos por años, estás definitivamente son las consecuencias…

Porqué desconoce el nombramiento cuando le conviene a sus intereses el gobierno, del superintendente de Bancos, ¿y de la misma forma no lo hace con órdenes de libertad de peligrosos criminales dictadas bajo protesta de la propia policía nacional y de toda la comunidad?

Hace rato déjanos al Estado de Derecho, la imparcialidad de la Justicia y la eficiencia de la Fuerza Pública en el pasado, vivimos una anarquía y la ley del más fuerte y del más atrevido y sabido, empujados por los dineros del narcotráfico….

La destrucción del sistema de radar en Montecristi es una evidencia de lo vulnerable e impotentes que como sociedad estamos frente al narcoterrorismo.

Las denuncias del embajador de generales, almirantes, jueces, fiscales, y de muchos ciudadanos vinculados al narcotráfico y a la sistémica corrupción, no pueden ser más evidente del frágil y corrupto Estado en qué vivimos…

Ahora justifican toda esta porquería, con la cínica declaración que hay que comprar armamento adecuado a la amenaza y ya no a hipótesis de conflicto, porqué Israel así lo ha sugerido, cuando desde que terminó el problema con Perú, inclusive en la Academia de Guerra, advertí hace 26 años que nos debíamos preparar frente al narcotráfico y nuevas hipótesis de conflictos que amenazaban la seguridad nacional, pero como primero están los grandes negociados en la compra de armas y medios, silencio cómplice en el Fórum y el alto mando militar….

Se pueden hacer todavía muchas cosas y de manera urgente, pero se debe tener carácter, huevos y cargar con la cruz del sacrificio y la amenaza, que todo líder debe asumir cuando actúa y toma decisiones, seguir con la fábula de los derechos humanos, independencia de funciones, es el argumento más cojudo y débil que solo los cobardes y cómplices utilizan para no hacer nada.

 

Semper Fi.