Opinión

Clásico del astillero. ¿Final del siglo?

Anita Guzmán

@anitaguzm

Nuestro país esta revolucionado por el fútbol en estos días, tal parece que realmente estamos viviendo la final del siglo entre Barcelona y Emelec, y es por esta razón que los vendedores ambulantes, revendedores y más, comienzan hacer su agosto en estos dos partidos, ya que lastimosamente se ha dado un aumento, un poco exagerado, en el valor de las entradas para el partido de esta noche en el estadio Monumental, que se han ‘volcado’ en estos dos días a comprar sus entradas….

Y para los hinchas que no alcanzaron un boleto para este partido acercándose a las boleterías destinadas, es mejor que sepan que el precio en reventa está duplicado, siendo así el fanático al fútbol el más perjudicado.

Ya en la parte futbolística, llegan los dos rivales eternos del Astillero a la cita más importante del fútbol ecuatoriano, con altos y bajos, con seis meses malos para los amarillos que tuvieron de la mano del técnico argentino Carlos Ischia, pero seis meses recuperados luego de la incorporación del uruguayo Rubén Israel.

Para los azules fue una novela distinta porque los dirigidos por Gustavo Quinteros empezaron ganando la primera etapa, pero por participaciones internacionales, lesionados y expulsiones de jugadores estelares, hicieron que los eléctricos decaigan en la segunda etapa del campeonato. Lo que sí está claro que se vivirá una verdadera fiesta en estos dos partidos, con mucha garra, fuerza y corazón de la mano de jugadores importantes como Ismael Blanco, delantero de Barcelona y Miller Bolaños, delantero del Club Sport Emelec. Ellos son los más representativos de sus equipos.

En definitiva el plato fuerte de esta semana será la gran final del campeonato 2014 con los mismos protagonistas de esta noche y tendrá como mejor espectador al público, que los ha seguido minuto a minuto en esta carrera para la obtención del título, solo esperemos que siempre reine la paz entre las hinchadas y que gané la familia futbolera, ya que por situaciones de ingrata recordación, hoy en día la familia no puede acudir al estadio como antes, y si lo hacen están alerta por cualquier situación negativa que pueda ocurrir.

Los pasados clásicos han convertido que esto en lugar de una fiesta, sea una batalla campal, en el que ya han dejado varias vidas de hinchas que solo querían disfrutar del buen fútbol, como el niño Carlitos Cedeño que con tan solo doce años nunca se imaginó, que ese día en vez de ir a ver al equipo de sus amores Emelec se iba a encontrar con la muerte, y estando en un lugar llamado entre comillas seguro como es la suite, es por esta y muchas más razones que por primera vez en la historia del fútbol ecuatoriano se vivirán clásicos solo con la hinchada local, para tratar de frenar a los mal llamados hinchas, que en realidad se convierte en barra brava o barra de terror.

Solo esperemos que el que gane en estos dos partidos, sea el mejor el que muestro mejor fútbol y que a su vez sea digno representante del balompié ecuatoriano.

Nos alegra sobremanera que los dos finalistas sean equipos de Guayaquil, y ambos nos defenderán en la Copa Libertadores de América. Aprovechamos esta oportunidad para felicitarlos y a la vez hacemos un pedido, que abran la señal de televisión para todo el país.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor