Actualidad

Clases en la Costa se inician con retorno progresivo y necesidades

Las clases en la Costa se inician en nueve días. Será de forma progresiva y con el 100% de aforo, en todo el sistema educativo de la Costa y Galápagos. Algunos planteles particulares adelantaron el retorno el pasado 22 de abril.

Eso está aprobado en el cronograma del Ministerio de Educación (ME) y rige para los planteles con autonomía. Las Unidades Educativas Bilingües La Moderna y Ecomundo, de Guayaquil, abrieron sus puertas el pasado lunes con los jóvenes de tercero de bachillerato.

Hubo alegría entre los 124 estudiantes de La Moderna, pero también entre los docentes y padres de familia. “Hubo madres que querían ingresar a dejar a sus hijos en las aulas, pero les decíamos que no, que ahora son nuestros y que los hemos extrañado demasiado”, dijo la rectora, Paola Maquilón.

Flexibilidad
Para ella, esa flexibilidad de tiempo que les dio el ME se ajusta a los requerimientos y les favorece porque trabajan con el sistema bachillerato internacional, y necesitan preparar y nivelar a los chicos para las pruebas internacionales.

La Moderna reestructuró su sistema académico con nivelación y refuerzo “porque muchos niños no tuvieron el acompañamiento necesario en la virtualidad durante la pandemia y tenemos estudiantes nuevos”, explicó Maquilón.

El pasado martes se incorporaron a las aulas los de segundo de bachillerato, el próximo lunes lo harán los de primero de bachillerato y básica superior; y hasta el viernes 6 acogerán a los 1 840 alumnos que tiene este plantel.

Ese día empezarán oficialmente las clases en todos los planteles públicos y privados del Régimen Costa, de forma progresiva, con el 100% de aforo y las medidas de bioseguridad. El año lectivo se inaugurará con todos los estudiantes de los niveles de primero, segundo y tercero de bachillerato.

El lunes 9 regresarán a las aulas los de octavo, noveno, décimo y primero de básica; y al día siguiente, desde segundo a séptimo.

Con eso, hasta el viernes 13 de abril estarán incorporados los 2 475 182 de alumnos, según las cifras y expectativas del ME.

Escenario esperado
Las clases en la Costa se inician en medio de dos situaciones. Una positiva, que es el descenso de contagios de covid–19, a un 5% de positividad a escala nacional y con tendencia a la baja, según informó el Ministerio de Salud Pública.

Lo negativo es que hay tantos planteles educativos fiscales que están en malas condiciones: 346 de ellos necesitan intervención profunda, preventiva y correctiva y más de 3 000 arreglos medianos en las cubiertas, pisos, baños y canchas deportivas.

La mayoría de los establecimientos que necesitan intervención integral están en la Costa: 76 en Manabí, 69 en Esmeraldas, 64 en Guayas y 52 en Los Ríos. Entre las cuatro provincias los perjudicados sobrepasan los 83 estudiantes.

Los ambientes de estas infraestructuras no prestan las garantías para que los estudiantes reciban clases, pero el ME dispuso que también retomen las clases presenciales y de esa forma se van compartir las aulas con otros centros educativos, en otra jornada.

En el caso las escuelas que necesitan intervenciones medianas, las zonales del ME se están apoyando con los municipios para las inversiones en reparaciones, a través de convenios. Por ejemplo, el Municipio de Guayaquil está interviniendo en 20 de la zona urbana.

Requerimientos puntuales
En principio, la zonal de Educación les presentó un pedido de 45 establecimientos que necesitan intervención urgente, pero de estos seleccionaron a 30 de distintos barrios urbanos y rurales del cantón.

A comienzos de febrero empezaron las intervenciones en las escuelas Vicente Piedrahíta, Luis Diego Noboa, Jorge Enrique Adum, Bernardita Correa, entre otras. Pero aún no concluyen porque el tiempo estimado de los contratos es de 120 días, explicó David Nurnberg, director de Infraestructura Comunitaria del Municipio.

El funcionario estima que las entregas se cumplirán entre la segunda semana de mayo y finales de junio. “Mientras no concluyan las obras, no pueden haber alumnos porque podría ocurrir cualquier accidente y eso lo hemos acordado con el ME”, aseguró el funcionario.

Entre los trabajos que se realizan están el cambio de techos con estructuras metálicas y cimientos de hormigón, de instalaciones eléctricas y sanitarias; construcción de aulas, reposición de cubiertas, adecentamiento de canchas múltiples y arreglo de las fachadas y baños. “Encontramos escuelas que no tenían ni baños y otros en pésimas condiciones, que no se ajustan con las necesidades sanitarias de la emergencia que vivimos, explicó Nurnberg. Las clases en la Costa se inician con inversiones superan los USD 4,2 millones .

 

El Comercio