Ciencia

Ciudadanos no tan comunes que hacen que Argentina sea menos desigual

La desigualdad en Argentina es crónica. Un trimestre tras otro, el Instituto Nacional de Estadística del país publica los datos de distribución de ingresos. En su último informe, del segundo período de 2018, se constataba (otra vez) que el 10% de la población más privilegiada ingresaba de media 21,8 veces más que el 10% más pobre. Y esta no es la única manifestación del problema. Las mujeres, la comunidad LGTBI, las personas con discapacidad o los indígenas son especialmente vulnerables a la discriminación, violencia y marginalidad.

Por eso, el Laboratorio de Innovación Ciudadana Argentina (Labicar), organizado en Rosario por la Secretaría General Iberoamericana (Segib) —un organismo multilateral formado por 22 países— ha seleccionado 10 experimentos innovadores cuya meta es lograr a pequeña escala varios de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Con el décimo, construir sociedades más inclusivas y sostenibles, en el centro.

EP