Deportes

Cinco razones para no perderse el clásico

Pese a que se trata del duelo más descafeinado de los últimos años, existen numerosos alicientes para verlo

Con un Barcelona ya proclamado campeón de Liga y con un Real Madrid con su vista puesta en la final de Kiev, el clásico del domingo se presenta como uno de los más descafeinados que se recuerdan. Sin embargo, al margen de la eterna rivalidad entre ambos equipos que siempre enriquece este tipo de partidos, existen una serie de alicientes que lo convierten en un encuentro imperdible.

El primero de Coutinho, el último de Iniesta

El Barcelona podrá poner sobre el césped por primera vez a Coutinho frente al Real Madrid. Los azulgranas exhibirán su gran fichaje de este año, un jugador que de momento está rindiendo a un gran nivel. Si en la ida aún no formaba parte del club y se logró una importante victoria, los hinchas del Barcelona confían que el brasileño ayude a imponerse de nuevo a los blancos en la vuelta.

El caso opuesto es el de Andrés Iniesta. El centrocampista pondrá fin a su etapa en el Barcelona a final de temporada. El del domingo será su clásico número 38. Si este tipo de partidos ya son especiales, si suponen además el último de un emblema como es el manchego, lo será aún más. Tras salir ovacionado en la final de la Copa del Rey y anunciar hace una semana su marcha del club, Iniesta tratará de poner el broche de oro contra el Real Madrid.

La venganza blanca

El 0-3 de la ida todavía escuece en el vestuario madridista. El marcador mostró en aquel encuentro una superioridad que a los de Zinedine Zidane se les quedó grabada. Unos cuantos meses después, y con la final de Kiev en el bolsillo, tratarán de demostrar que la distancia que se exhibió aquel día no es real. El Real Madrid quiere reducir los 15 puntos de diferencia que hay entre ambos equipos. Además, una victoria en el Camp Nou tedría dos objetivos: privar al Barcelona de su última gran alegría esta temporada y maquillar la pobre liga que han completado los de Zinedine Zidane.

La prueba de Kiev

Aunque Zinedine Zidane no cuente con el once de gala, el técnico francés tiene en el clásico un ensayo de cara a la final de Kiev contra el Liverpool. Tras eliminar al Bayern de Múnich en la Champions League, los azulgranas son el rival más fuerte al que se van a enfrentar antes de la final. Los blancos buscarán confirmar sus buenas sensaciones y el equipo afrontará el partido sabiendo que una victoria puede ser un chute de moral muy importante de cara a la cita del 26 de mayo.

El duelo personal de siempre

Cristiano Ronaldo y Leo Messi volverán a verse las caras. Cinco Balones de Oro cada uno y un duelo que se prolonga desde hace una década. El jugador argentino encabeza actualmente la clasificación por el pichichi y la Bota de Oro. El delantero portugués, por su parte, volverá a terminar la temporada como el máximo goleador de la Champions League. Dos de los mejroes jugadores de la historia del fútbol se darán cita el próximo domingo, razón suficiente para no perderse el partido.<z

Además, Leo Messi tratará de amarrar los dos trofeos individuales a los que aspira. Con el triplete conseguido en Riazor, el argentino suma32 goles en 34 partidos, con lo que supera a Salah (31), Immobile (29), Lewandowski (28), Cavani (27), Icardi (27) y Kane (27). El pichichi, salvo sorpresa, acabará en su casa, ya que aventaja en ocho goles al segundo, que es precisamente el madridista Cristiano Ronaldo.

La racha de la 2014/2015

El Real Madrid no sabe lo que es salir derrotado del Camp Noudesde la primera temporada de Luis Enrique. El Barcelona, por su parte, ha encontrado mayor éxito en casa ajena que en la propia. Por este motivo, los madridistas tratarán de continuar su buena racha en el estadio azulgrana, mientras que los locales ansían regalarle un clásico en casa a su afición. Dos maneras de afrontar una marca que data de la 2014/2015.

Fuente : ABC