Actualidad

Cinco procesos por defraudación aduanera pesan contra Quezada

La Fiscalía se encuentra a la espera de que dicha resolución sea notificada por escrito para analizar las motivaciones de los jueces peruanos y así interponer los recursos que la ley contemple.

QUITO. La Fiscalía General del Estado, en su afán de perseguir y castigar el delito, impulsa cinco causas penales por presunta defraudación aduanera y evasión tributaria en contra de W. Quezada, quien era propietario de la CorporaciónQuezada, que agrupaba almacenes en 17 provincias del país. No obstante, el avance de estos procesos depende de la presencia del sindicado, quien se fugó hacia Perú en el 2009.

Por ello es que el 15 de octubre del 2014, las autoridades de Ecuador presentaron oficialmente un pedido para que se defina el retorno del empresario. Sin embargo, la Corte Superior de Justicia de Callao (Perú), mediante resolución dictada el 18 de diciembre del presente año, resolvió negar su extradición.

Esto generó la reacción del fiscal General del Estado, Galo Chiriboga Zambrano, quien en su cuenta de Twitter indicóque en la institución que dirige hay sorpresa por la decisión de la Corte, al negar la extradición de W. Quezada.

Los juicios contra Quezada datan del 2007 y 2009 y se ventilan en los Juzgados de la Unidad Judicial Penal Norte N° 2 de Guayaquil. Esto luego de que el Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador (SENAE) detectara y denunciara subvaloraciones en la importación de diferentes mercancías en compañías pertenecientes a dicho grupo,  dejando un perjuicio al Estado de aproximadamente $1’663.412

Esto luego de los resultados de las investigaciones iniciadas por la Fiscalía, que evidenciaron un conglomerado de compañías creadas presuntamente para pagar menos impuestos al Estado.

Carlos Cortázar, procurador síndico del SENAE en este caso, indicó que eran siete los juicios abiertos, de los cualesdos fueron desechados, por lo que aún se tramitan cinco. Él aseguró que todos están vigentes y sancionados con una pena de hasta cinco años de prisión.

Además, invocó el Código de Producción Comercio e Inversiones (CPCI), norma que estipula como sanción la prisión, el pago de la evasión multiplicada por 10.

Luego de comprobarse que W. Quezada salió del país en el 2009, la Interpol emitió una alerta roja en su contra el 26 de agosto del 2014, a través de la cual fue detenido el 9 de septiembre del 2014 en el aeropuerto de Lima. (FISCALIA DEL ECUADOR)