Opinión

CINCO MINUTOS DE LUZ

Por: Lucy Angélica García Chica/ Portoviejo

 

Dancemos en unidad, el vals universal del amor

«La poda es un proceso imprescindible para transformar un árbol salvaje en un árbol que, de frutos, hay ramas que es preciso cortar para que las raíces aprovechen estos nutrientes, la poda es un proceso necesario para desarrollar el potencial del árbol.»

Así como el árbol, muchas cosas en nuestra vida precisan ser cortadas, precisan ser desarraigadas y tiradas para despejar el lugar que necesita estar vacío para ser llenado de lo que realmente nos permitirá cumplir el sano propósito del cual estamos llamados. ¿Cuántos de nosotros no hemos sentido la falta de energía para desarrollar nuestros talentos? ¿Cuántos de nosotros no nos hemos sentido muchas veces sin motivación para continuar hacia las metas a las cuales estamos comprometidos alcanzar, en las diferentes áreas de nuestra existencia?

Vamos por la vida cargando cosas que ya no nos sirven, hemos acumulado tantas herramientas que ya no son útiles para esos cambios que necesitamos hacer, en procura de nuestro crecimiento y desarrollo de nuestro potencial como seres creados por un Dios perfecto.

Vivimos bajo creencias que nos limitan, en apegos que nos quitan la alegría, y más que todo en una dependencia del ego que no nos permite crecer de manera positiva y saludable. Sin embargo, al reconocer y transformar estos aspectos de nosotros que son negativos, es cuando podemos revelar una gran Luz en nuestro mundo, lo que hará posible que fluyan bendiciones asombrosas en nuestra vida.

Entonces necesitamos serenar nuestra mente y lograr trenzar las ideas, dejar de pelear batallas que merman nuestra energía y dejar de sufrir, porque sufrir nos quita la capacidad de recrear la victoria.

Es tiempo de gestionar una forma de vida más sosegada, vibrar alto en amor, a eso estamos llamados, a dar más amor y cuidado, más empatía para vivir una vida colectiva más armoniosa, así será más fácil enfrentar los desafíos a los que ya estamos viviendo como humanidad.

Si todos vibramos en la misma sincronía de la paz y del amor, todo será transformado en amor.

La autora es docente, poetisa y columnista internacional.