Opinión

Cifras Agropecuarias: Arroz

Leonardo Escobar Bravo/Guayaquil

leonardoescobarb@hotmail.com

 

“El arroz se planta en agua, se cría en agua y se guisa con agua” Refranero español.

Arroz es el segundo producto alimenticio más vendido en nuestro Ecuador Profundo, es el treinta y tres por ciento (33%) de la dieta de los ecuatorianos, y tenemos una historia del arroz que contar.

Ecuador produce más de 15 millones de quintales de arroz pilado al año y consumimos más de 1 millón de quintales al mes. Tenemos producción para todos los ecuatorianos y nos sobran más de 3 millones de quintales de arroz pilado al año. Con estos resultados, tahúres, contrabandistas y ahora importadores, insisten en importar, con motivo de abril, aguas mil, cuando los fulleros ya anuncian que va a bajar la cosecha, que las inundaciones asechan por falta de prevención de autoridades municipales, provinciales y nacionales. Los Tahúres de Palacio son como los ratones al queso, merodean quesos y palacios.

El presidente Lucio Gutiérrez contó con 5 ministros de Agricultura durante su mandato Constitucional, truncado por los entontecidos por el dinero y poder, uno de los ministros duró ocho (8) días, con el quinto ministro desde junio del 2004 al mes de abril del 2005, en unión con los Arroceros se crearon Políticas Públicas Agropecuarias. Llegamos a siembra y cosecha de 420.000 hectáreas de arroz, hoy se pronostican 280.000 hectáreas y la importación de arroz de Uruguay por incongruencias políticas, venta del ministerio en los gobiernos pasados, y firma de permisos de importaciones en cuartos oscuros.

Las tres cuartas (¾) partes están en cuadras o pocas cuadras. Miles de agricultores viven y dependen de esta fuente de trabajo y a su vez nos dan la seguridad alimentaria. No nos faltará arroz en el plato, nosotros comeremos, aunque a ellos el precio no les sea justo o los amenacen con importaciones como aquella del famoso arroz con gorgojo, importado a inicio de los años de 1.990. El intermediario junto al chulquero lo exprime, pero los agricultores y ganaderos están asentados en el campo con su familia y aman la tierra.

Si analizan de principio a fin la cadena agroalimentaria del cultivo de arroz, notarán que están ligados cerca de un millón de personas, es por esto por lo que el arroz se vuelve un producto hipersensible y socialmente débil, además estamos esperanzados en la naturaleza (agua) y que Dios ayude al campesino, como todos los años.

Conclusión: el campesino ecuatoriano seguirá emigrando desde su recinto, parroquia o cantón, a la capital de la provincia, ya que gobiernos anteriores y asambleístas descalificados nos llevaron a una guerra interna declarada. En honor a nuestras familias campesinas, a nuestros soldados, civiles, a nuestros héroes anónimos (los emigrantes), encontremos la solución que empieza con la honestidad, el sentido común, la razón y el diálogo para “Volver la mirada al Campo”