Realidades

Cierra Carnegie Deli, el ícono de Nueva York que preparaba el monumental «Woody Allen»

Uno de los restaurantes más emblemáticos de la ciudad baja sus persianas a fin de año por el cansancio de su dueña y algunos problemas con la justicia

EE.UU. Es la noticia más triste del año del mundo de la gastronomía. Con un aviso en su página de Facebook, Carnegie, uno de los deli más célebres de la ciudad de Nueva York y del mundo, anunció que cerrará a fin de este año.

El local de la Séptima avenida casi en la esquina con la calle 55 abrió sus puertas en el año 1937 y a partir de un menú inicial de delicias de la comida judía se expandió hacia una variedad de sandwiches y diferentes platos que lo convirtieron en un clásico entre las estrellas de Broadway y el público en general.

El sencillo local recibió durante décadas a los visitantes con sus mesas de fórmica con un pote de pepinillos agridulces para picar y sus paredes tapizadas con fotografías de famosos del espectáculo, el deporte y la política que cenaron allí.

«Muchas gracias por su apoyo durante estos años. Sin embargo, hoy tenemos una muy triste noticia. Es probablemente una de las decisiones más difíciles que tuvimos que tomar: Carnegie Deli New York cerrará el 31 de diciembre de 2016», comienza el mensaje de los dueños de la firma.

«Nuestra firma familiar de procesamiento de carne y la panadería que tenemos en Nueva Jersey y que opera bajo licencia en otras localidades del país seguirán operando para continuar con el legado de Carnegie Deli´s», explicaron los herederos de Milton Parker, que compró el restaurante en 1976 de sus propietarios originales.

«El negocio de los restaurantes es uno de los más difíciles en Nueva York», dijo la actual presidente de la firma propietaria, Marian Harper Levine. «En este momento de mi vida, las madrugadas y las trasnoches me pasan un precio muy alto».

Hubo otros problemas más turbios en el último tiempo. En 2014, una sentencia judicial obligó a la firma a pagar USD 2,65 millones a 25 empleados que demandaron a los dueños por salarios mal liquidados. Harper pasó luegor por un duro divorcio en el que reclamó a su marido, Sandy Levine, por haber compartido receta secretas con su novia, cuya familia abrió una copia del Carnegie Deli en Tailandia.

En abril de 2015, el negocio estuvo cerrado por más de nueve meses luego de que la empresa de gas descubriera una conexión clandestina que estuvo funcionando por seis años. Tuvieron que pagar una multa y una factura por USD40 mil por el gas robado durante ese tiempo.

En 1984, Woody Allen filmó una de las escenas de su película Broadway Danny Rose en el local y lo colocó definitivamente en el mapa de los íconos de Nueva York. En su homenaje, el sandwich más celebre de Carnegie fue bautizado como Woody Allen: una descomunal torre de 20 centímetros de alto de corned beef y pastrami  que sólo era posible atacar entre varias personas. (INFOBAE)