Opinión

Científicos logran medir la fuerza de una mordida de T-Rex

Ni el gran tiburón blanco, ni su ancestro el Megalodón, ni las fieras más grandes de la actualidad y del pasado, ni los cocodrilos prehistóricos; el Tiranosaurio Rex es la especie con la mordida más poderosa en la historia natural de la Tierra.

Hasta hoy, se sabía que el cocodrilo de agua salada, que pesa más de una tonelada y que vive en las costas del sureste asiático y norte de Australia, es el ser vivo de orígenes prehistóricos con la mordida más fuerte: 3 mil 700 libras de fuerza, alrededor de mil 670 kilogramos. Esta poderosa mandíbula tiene la capacidad de moler y pulverizar huesos anchos.

¿Qué tan poderosa era la mandíbula del T-Rex?

La revista científica Scientific Reports publicó un informe de unos investigadores que averiguaron que el más grande carnívoro del período Jurásico poseía una fuerza de hasta 8 mil libras de fuerza. Tomando en cuenta sus numerosos dientes, se contabilizó una capacidad de 431 mil libras de fuerza (195 mil 490 kilogramos) por pulgada cuadrada de presión exactamente.

¿Cómo descubrieron la fuerza molar?

Los científicos dirigidos por el paleobiólogo Gregory Erickson, diseñaron un modelo de mordedura de T-Rex apoyándose en registros fósiles, análisis en mordidas de cocodrilos como el de agua salada y elementos de fisiología de reptiles y aves.

(Cultura Colectiva)*