Tecnociencia

Científicos documentan caso de orangután que elaboró ungüento para curarse una herida

Se trata del primer “caso documentado de un tratamiento de una lesión por un animal salvaje con una especie de planta que contiene sustancias biológicas activas”, indica el grupo de investigadores que documentaron el caso en un reciente estudio.

Un orangután de Sumatra, herido en la cara, se curó a sí mismo aplicándose un ungüento que produjo al masticar una planta medicinal. Se trata de la primera observación de tal comportamiento en un gran simio en estado silvestre, según anunció un grupo de investigadores en la revista Scientific Reports.

Rakus, de unos treinta años, tenía una herida que exponía la carne debajo del ojo derecho a lo largo de sus fosas nasales, una lesión originada “probablemente en una pelea con otro orangután macho”, explicó Isabelle Laumer, primatóloga del Instituto Max Planck y principal autora del estudio.

 

 

El orangután integra un grupo de 130 congéneres, todos sin domesticar, los cuales son monitoreados en el parque nacional indonesio de Gunung Leuser.

Tres días después de su lesión Rakus comenzó a masticar hojas de una liana llamada Akar Kuning (Fibraurea tinctoria) pero, en vez de ingerirla colocó el jugo de la planta sobre su herida abierta, y la cubrió completamente con la pulpa de liana. Cinco días más tarde la herida se cerró y, dos semanas después, dejó una cicatriz apenas visible.

Fuente:  EL ESPECTADOR