Internacional

Chris Christie, abierto a revisar la ciudadanía para hijos de indocumentados

Bajo la Decimocuarta Enmienda de la Constitución, Estados Unidos otorga a la ciudadanía a todos los nacidos en el país.

WASHINGTON. El gobernador de Nueva Jersey y aspirante a la candidatura presidencial republicana, Chris Christie, se mostró abierto a revisar la enmienda constitucional en EE.UU. que permite obtener la ciudadanía a los nacidos en el país, en referencia a los hijos de inmigrantes indocumentados.

«Creo que esta cuestión debe ser reevaluada a la luz de las actuales circunstancias», aseguró Christie en una entrevista radiofónica.

Para el gobernador de Nueva Jersey, «el derecho a la ciudadanía por nacimiento pudo haber tenido sentido en algún momento de nuestra historia, pero ahora mismo, necesitamos revisarlo».

Bajo la Decimocuarta Enmienda de la Constitución, Estados Unidos otorga a la ciudadanía a todos los nacidos en el país.

Christie ha endurecido su postura respecto a la inmigración desde que lanzó su campaña de cara a la candidatura presidencial republicana para las elecciones de 2016, al igual que sus rivales y con el objetivo de contentar a las bases más conservadoras del partido ante las primarias de la formación.

Las declaraciones del candidato se suman a las críticas realizadas por mujeres indocumentadas que residen en Texas (estado gobernado por el republicano Greg Abbott) por la supuesta negativa de las autoridades estatales a concederles el derecho a obtener un acta que certifique el nacimiento de sus hijos estadounidenses.

De hecho, las organizaciones Texas Rio Grande Legal Aid y Texas Civil Rights Project presentaron una demanda en mayo, ante la Corte Federal del Distrito Oeste en la división de Austin (Texas), contra el Departamento de Servicios de Salud tejano y la Unidad Estatal de Estadísticas.

La demanda, de acuerdo con estas organizaciones, tiene dos objetivos primordiales: evitar que el Gobierno estatal intervenga en asuntos federales de inmigración y demostrar que las autoridades no pueden discriminar a un estadounidense con base en el estatus migratorio de la madre. (Efe/La Nación)