Economía

China plantea los principales riesgos para la economía mundial y pide “eliminar barreras” que traban globalización

El presidente de China, Xi Jinping, aseguró ater por videoconferencia en la Agenda Davos 2022 que, pese a que la economía mundial “está emergiendo de las profundidades”, todavía existen “varios riesgos” que la amenazan y que hacen aumentar “las incertidumbres acerca de la recuperación económica”.

Entre los riesgos que acechan a la economía global, el mandatario chino citó “las disrupciones a las cadenas de suministro”, el “aumento de precio de las materias primas” y lo ajustado del “abastecimiento energético”.

Además, Xi explicó que el antiguo “entorno económico de baja inflación ha cambiado considerablemente” y que el peligro de una inflación causada por múltiples factores está resurgiendo.

Receta: Más globalización

Frente a los riesgos financieros y durante la respuesta global a la pandemia de covid-19, Xi Jinping pidió “explorar nuevos impulsos de crecimiento económico” y “nuevos modos de vida social y caminos para los intercambios personales”, lo cual, según Xi, facilitará el comercio transfronterizo y la estabilización de las cadenas de suministro.

Xi, que compareció por invitación del fundador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, comparó la globalización con un río: “Pese a que en un río existen contracorrientes, estas no pueden detenerlo en su avance hacia el mar” y explicó que la globalización “nunca ha variado y no variará su curso”.

El presidente chino exhortó a la comunidad internacional a que “elimine barreras” en lugar de “construir muros” y que se “oponga al proteccionismo”, al tiempo que pedía “más integración económica” y menos “desacoples”.

No es la primera vez que Xi defiende la globalización en el Foro de Davos, ante el cual ya ha intervenido en tres ocasiones: en 2017, negó que los problemas del mundo tuviesen su raíz en la globalización y achacó en cambio la crisis financiera mundial a “la caza excesiva de beneficios y el fracaso de la regulación financiera”.

Cooperación frente a la pandemia

El mandatario reconoció “los esfuerzos logrados” en la lucha contra la pandemia de covid-19, pero advirtió que esta todavía representa “una grave amenaza contra la salud de las personas” y un “gran impacto en la economía global”.

Xi subrayó la importancia de las vacunas, que describió como una “poderosa arma”, y demandó su “suministro equitativo”, a la vez que recordaba que “China ha provisto de más de 2.000 millones de dosis a más de 120 países y organizaciones internacionales” y prometía otros mil millones de dosis para países africanos, de las cuales 600 millones serán donaciones.

El dirigente chino recurrió una vez más a las parábolas y reclamó que los países se comporten en la lucha contra la pandemia como “un solo gran barco” en lugar de “190 barcos pequeños” y advirtió de que “las acusaciones de culpa” solo “retrasarán la consecución del objetivo final”.

La prosperidad común

Xi Jinping aprovechó la ocasión para mencionar “el buen momento” de la economía china, la cual, según datos facilitados hoy, creció en 2021 un 8,1 %, pese a que dio síntomas de ralentización en el cuarto trimestre.

“La prosperidad común consiste en hacer la tarta más grande y repartir los trozos de forma apropiada mediante arreglos institucionales”, explicó así Xi una de sus consignas durante 2021, que busca “prevenir la expansión irracional de capitales”, “abordar el crecimiento salvaje” y que las empresas logren un desarrollo que “que sirva a los intereses generales”.

Sin embargo, Xi mantuvo que “todo tipo de capital es bienvenido en China siempre que cumpla con las leyes” y que el país asiático continuará su proceso de “reforma y apertura”, pese a que voces como la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China mostraron hace unas semanas su preocupación por el “enfoque aislacionista” del gigante asiático.

Responsabilidad diferenciada en emisiones de carbono

El mandatario sostuvo asimismo que la economía china “no debe crecer a costa del medio ambiente”, aunque precisó que el país asiático “tampoco debe sacrificar su crecimiento para proteger el medio ambiente”.

Xi reiteró que el mundo debe adherirse al principio de “responsabilidades comunes pero diferenciadas” y animó a las “economías desarrolladas” a que “tomen la delantera” en el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones de carbono.

Al igual que en reuniones internacionales como la del G20 celebrada en Roma el pasado octubre, el líder chino aseguró que China alcanzará el pico de emisiones de CO2 (dióxido de carbono) antes de 2030, para lo cual el país asiático ya tiene “el mayor sistema de producción de energías limpias del mundo”, explicó.

El Foro Económico Mundial canceló por segundo año consecutivo su reunión anual más importante, el Foro de Davos, por la incertidumbre creada por la propagación de la variante ómicron del coronavirus y organiza a cambio la Agenda Davos 2022, una serie de presentaciones y debates virtuales entre líderes de la política y la economía global.

Fuente: Emol.com