Internacional

China pide fin inmediato de violencia armada en RDC

NACIONES UNIDAS,  Un enviado chino pidió este lunes esfuerzos para impulsar el cese de hostilidades con el objetivo de erradicar la violencia entre grupos armados en la República Democrática del Congo (RDC).

Geng Shuang, representante permanente adjunto de China ante las Naciones Unidas, pronunció un discurso durante la sesión informativa del Consejo de Seguridad sobre la misión de mantenimiento de la paz de la ONU en la RDC, conocida internacionalmente como MONUSCO, subrayando la urgencia de abordar el conflicto del país africano.

«El pasado mes, el nuevo Gobierno de la RDC tomó posesión sin contratiempos, inaugurando un nuevo capítulo en la gobernanza del país», dijo. «China da la bienvenida a esto. Esperamos que todas las partes del país se unan y aceleren la construcción nacional con el Plan Nacional de Acción del Gobierno como proyecto para lograr la paz y estabilidad», añadió.

Sobre la violencia reciente, Geng apuntó que «solo en los últimos tres meses, más de 500 civiles fueron asesinados por grupos armados, además de 7,3 millones desplazados por la fuerza».

Condenó el ataque contra una compañía china radicada en la RDC, el 3 de julio, que resultó en varias muertes y desapariciones de ciudadanos chinos. «China condena firmemente tal acto y exigimos que los perpetradores del mismo sean arrestados de inmediato y llevados ante la justicia».

Geng instó a todos los grupos armados de la RDC que «depongan las armas y se retiren de las áreas ocupadas inmediatamente».

Elogió al Gobierno congoleño por cerrar acuerdos de alto el fuego con múltiples grupos armados e implicarse en materia de cooperación bilateral sobre seguridad con Uganda y Burundi. «También se completó un proyecto piloto DDR (de desarme, desmovilización y reintegración, según siglas en inglés) en Kivu del Norte. Un progreso como este merece pleno reconocimiento», declaró.

Subrayando la importancia de respetar la soberanía, independencia e integridad territorial de la RDC, Geng solicitó a la comunidad internacional que «apoye de manera constructiva sus esfuerzos para mantener la seguridad y estabilidad y mejorar la situación humanitaria, al objeto de promover una solución temprana para la cuestión del este de la RDC».

Geng también abordó la necesidad de una desescalada regional. «Ha habido una divergencia creciente y desacuerdo entre los países de la región sobre la cuestión del este de la RDC», indicó, refiriéndose a la preocupación del secretario general de la ONU sobre el riesgo de regionalización del conflicto. «China pide a los países implicados que mantengan la calma y se contengan, además de resolver las diferencias a través del diálogo en lugar de la vía militar».

Geng felicitó a Angola por facilitar la reunión de los cancilleres de la RDC y Ruanda, en marzo, y animó a los países y organizaciones de la región a «desempeñar un rol más amplio para avanzar sobre los procesos de Luanda y Nairobi».

Geng manifestó su esperanza en que Bintou Keita, el representante especial del secretario general de la ONU para la RDC, mantenga la coordinación con el enviado especial del secretario general de la ONU para la región de los Grandes Lagos, Xia Huang, al objeto de seguir trabajando sobre las conversaciones de paz.

Geng abordó el proceso de disminución de MONUSCO. «La misión ha sido retirada con éxito de Kivu del Sur el pasado mes», constató, pidiendo al sistema de las Naciones Unidas que «apoye los esfuerzos de construcción de la paz y consolidación en Kivu del Sur».

Reiteró la necesidad de MONUSCO de «estar involucrada con el Gobierno de la RDC para asegurar un proceso de disminución seguro y ordenado».

En relación con los recientes ataques contra MONUSCO, Geng instó a «un mayor sentido de urgencia y medidas más efectivas por parte de los actores relevantes para garantizar la seguridad de los efectivos de mantenimiento de la paz».

Reconoció la implicación de la Comunidad de Desarrollo del Sur de África en actividades para el mantenimiento de la paz en el este de la RDC y apoyó un «ajuste razonable del mandato de la MONUSCO para asegurar su coordinación y complementariedad con las fuerzas regionales».

Geng finalizó su intervención expresando la disposición de China a «participar de manera constructiva en las deliberaciones del consejo para dar apoyo a las fuerzas regionales».

Por:  XINHUA