Ciencia

China acusa de actos ilegales al genetista que modificó el ADN de bebés

He Jiankui, el científico chino que el pasado noviembre anunció que había logrado el nacimiento de dos gemelas editadas genéticamente, pensó que estaba destinado a la gloria. Pero este lunes se ha confirmado definitivamente su caída. Una investigación oficial ha calificado sus experimentos de  grave violación ética, según han informado los medios oficiales chinos. El caso pasará ahora a manos del Ministerio de Seguridad Pública, la policía, lo que apunta a que se presentarán cargos penales contra el genetista.

He asombró (y espeluznó) al mundo cuando en noviembre, durante un congreso científico en Hong Kong, anunció el nacimiento de Nana y Lulu, dos bebés cuyo ADN alteró utilizando la tecnología CRISPR de edición genética para intentar hacerlas resistentes al virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida. El experimento del genetista, que no proporcionó apenas detalles ni publicó su investigación en ninguna revista especializada, recibió una condena contundente de la comunidad científica mundial.

La investigación abierta por orden del Gobierno chino inmediatamente tras el anuncio de He ha confirmado que el científico manipuló el código genético de varios embriones que implantó en el útero de mujeres voluntarias. Además del embarazo del que nacieron las dos gemelas, hay un segundo en curso, según ha indicado la agencia de noticias china Xinhua, que cita a los investigadores.

Ente marzo de 2017 y noviembre de 2018 He, formado en universidades estadounidenses, organizó un equipo que “intencionalmente evitó los controles y utilizó tecnología de efectividad y seguridad inciertas para desarrollar actividades de edición de embriones humanos con fines reproductivos, algo que está oficialmente prohibido”, indicaron los investigadores a Xinhua.

EP