Internacional

CHILE-SANTIAGO-POLÍTICA-Seguridad alimentaria en América Latina y el Caribe es posible más allá de colores políticos, dice representante regional de FAO

 

 

 

La seguridad alimentaria, más allá de los colores políticos, es posible en América Latina y el Caribe, resaltó el representante regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Mario Lubetkin.

En entrevista en la sede regional del organismo en Santiago de Chile, el alto representante de la FAO destacó que en marzo pasado los 33 países de la región acordaron y validaron el «Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional y Erradicación del Hambre 2030» de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en la Cumbre Presidencial del organismo celebrada en San Vicente y las Granadinas.

Mario Lubetkin, representante regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO):

«Por primera vez, con enorme realismo en esta nueva fase, los 33 países dicen: ‘tenemos que ir juntos para allá, porque esa será la contribución de los latinoamericanos y caribeños para ayudar a reducir o eliminar el escenario de hambre global».

Comentó que continuarán por este camino en la 38 Conferencia Regional de la FAO que se celebra esta semana en Georgetown, Guyana, con la presencia de ministros y viceministros de todos los países de la región.

Ejemplificó con el actuar de Guayana, que tiene la presidencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en la reunión que organizó en febrero pasado, en la que abordó la seguridad alimentaria, el cambio climático y la paz, y la presidencia de Brasil en el Grupo de los 20 (G20), que lanzará a mediados de este año una nueva alianza contra el hambre y la pobreza en el bloque.

Ese mes, la FAO difundió un estudio que detalló que América Latina y el Caribe pasó de tener una inseguridad alimentaria del 40,3 por ciento en 2021 al 37,5 por ciento en 2022, aunque todavía el 6,5 por ciento de la población de la región, o sea, más de 43 millones de personas pasan hambre, un escenario agudizado en el Caribe.

Lubetkin explicó que los esfuerzos los están realizando en una región con un «escenario en contra que es muy fuerte» con crisis económicas; además de los efectos postpandemia, con las guerras, y el histórico desequilibrio social presente en América Latina y el Caribe, como sucede en «pocas regiones del mundo».

Para Lubetkin, se pueden quebrar estas tendencias porque en la región existe potencialidad alimentaria; se están haciendo esfuerzos para combatir el cambio climático, de mitigación, de adaptación, junto a los planes de acción anticipatoria y, junto a los procesos de acción innovadores y de respuesta rápida.

 Mario Lubetkin, representante regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO):

«Desde el punto de vista potencial no hay duda que creo que los diferentes barcos están yendo en la misma dirección y eso es lo que nos da confianza y eso también lo que nos da clara señal de cómo tenemos que trabajar nosotros a partir de los mandatos de los países».

Sobre el cambio climático, destacó las líneas de crédito económico y los niveles educativos para formar a los productores para que tengan la capacidad de trabajo, en especial con mujeres y jóvenes.

Con información de la oficina en Santiago, Chile. Noticias Xinhua.