Internacional

Chile rechaza propuesta constitucional por «maximalista» y «conservadora», afirman expertos

SANTIAGO, Chile rechazó la propuesta constitucional plebiscitada el pasado domingo debido a su contenido «conservador» y «maximalista» y, tras dos intentos fallidos, da por cerrado el proceso de cambiar la Constitución vigente, afirmaron expertos constitucionalistas consultados por Xinhua.

 

El país sudamericano rechazó por segunda vez consecutiva un texto para modificar la actual Constitución aprobada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) con un 55,76 por ciento de los votos, unos 13 millones de votantes que representaron el 84,48 por ciento del padrón electoral.

Aunque la Constitución de 1980, escrita por una comisión designada y votada sin padrón electoral, ha recibido modificaciones importantes, no ha tenido cambios estructurales durante los gobiernos democráticos posteriores, a decir de analistas.

Para el profesor de Derecho Constitucional de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso Eduardo Aldunate, la propuesta «al parecer» fue considerada por la mayor parte de la ciudadanía como «extremadamente conservadora».

«Por otro lado, también hubo un sector de los votantes que prefirió quedarse con la Constitución vigente, esas serían las dos hipótesis principales para haber rechazado la propuesta», afirmó el doctor en Derecho.

Aldunate remarcó que el Gobierno chileno encabezado por el presidente Gabriel Boric ha dicho que no impulsará un próximo proceso.
«Al menos hasta inicios del año 2026 no es previsible que se inicie un nuevo proceso», agregó el abogado.

Subrayó que la ciudadanía en general ha expresado un cierto cansancio después de cuatro años de proceso y dos ciclos de propuestas constitucionales.
Entre 2020 y 2023 Chile ha tenido 10 elecciones con más de 21.000 candidatos, que incluyen a los integrantes de ambas asambleas que presentaron propuestas constitucionales, alcaldes, diputados, senadores, gobernadores y presidente.

La propuesta para modificar la Constitución chilena la redactó el Consejo Constitucional, un órgano compuesto por 50 integrantes elegidos democráticamente que trabajaron sobre la base de un borrador preparado por un consejo de expertos designado anteriormente por el Congreso Nacional.

Para el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Tarapacá Javier Valle, el texto fue percibido por la mayoría del país como una propuesta maximalista y parcial, que configuraba un programa de gobierno.

El texto presentado para modificar la Constitución chilena resalta por su carácter conservador, en tanto busca fortalecer el derecho privado y abogar por instituciones más estables, en desmedro de las minorías.

«La mayoría de la ciudadanía, a través de su voto impugnó lo que la clase política le proponía, como lo hizo en todos los procesos eleccionarios anteriores», afirmó.
Valle citó que Chile impugnó la Constitución de 1980 al abrir este proceso con un plebiscito de entrada, la posibilidad de crear una Convención Mixta en el primer intento, a los partidos políticos y a las mismas propuestas.

«Yo diría que el proceso para sustituir el texto de 1980 por otro de manera íntegra está concluido», subrayó el experto.
Para Valle también está superada la idea de hacerla vía una asamblea constituyente o un órgano análogo.

«Por lo tanto, un proceso constituyente con esas características creo que queda descartado en el corto y mediano plazos. No hay que descartar modificaciones en el Congreso y de alcance menor», complementó.

La clase política chilena acordó la posibilidad de cambiar la Constitución actual tras el estallido social de octubre de 2019 ocasionado por protestas contra el modelo neoliberal chileno, que agudizó la desigualdad y descuidó los derechos sociales de la nación austral.

De esta forma, el 25 de octubre de 2020, los chilenos aprobaron reescribir la Carta Fundamental.

Se convocó entonces a una Convención Constitucional para redactar el nuevo texto, que fue rechazado en plebiscito el 4 de septiembre de 2022.

En la antípoda de la propuesta rechazada el domingo, el texto de 2022 fue impulsado por las izquierdas chilenas y consideraba reformas estructurales de los sistemas de protección social, establecía un Estado descentralizado y desarrollaba otras cuestiones relativas al papel de la mujer en la sociedad, así como al medio ambiente. Fin
Último comentario (0)

Por:  XINHUA