Internacional

Chile impugna competencia de La Haya

La defensa chilena apelará esta vez a los cimientos del Pacto de Bogotá, en el que los países de América Latina se comprometieron a solucionar pacíficamente sus controversias.

SANTIAGO. Chile impugnó la competencia de la corte internacional de La Haya en una demanda de Bolivia por la salida al mar, un pleito que el gobierno chileno asegura fue zanjado hace más de un siglo con un tratado limítrofe.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) comenzó la revisión de los alegatos de ambos países en la demanda presentada en el 2013 por Bolivia, que desde hace décadas lucha por recuperar su acceso al Océano Pacífico perdido tras una guerra contra Chile en el siglo XIX.

Pero Chile argumenta que en 1904 los países firmaron un tratado limítrofe, que rige mucho antes del acuerdo que otorga jurisdicción a La Haya para este tipo de pleitos. Por eso el gobierno de Santiago desestima la competencia de esta corte.

“Bolivia pone en tela de juicio la estabilidad de las fronteras y de la soberanía territorial que se había acordado en forma solemne en un tratado de paz firmado hace 111 años. Un tratado de paz que sigue en vigor “, dijo el representante chileno Felipe Bulnes, el primero en hablar ante la corte.

“(Que) Bolivia tenga derecho a un acceso soberano o no al Pacífico es una cuestión que ya fue resuelta por el tratado de paz de 1904, que es el que rige este asunto. Por lo tanto, este es un asunto que no corresponde, no compete a esta corte”, acotó.

El tribunal deberá resolver la objeción preliminar de Chile a la jurisdicción en la ronda de alegatos de ambos países, que no tienen relaciones diplomáticas desde 1978.

El Gobierno de La Paz insiste en que no quiere modificar las fronteras sino que busca obligar a Santiago a negociar una salida soberana al mar, perdida en una guerra entre 1879 y 1883 cuando tuvo que ceder 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

En un acto simbólico, el presidente boliviano Evo Morales izó la bandera de su país frente al Palacio de Gobierno. “En este día histórico que inicia el alegato en La Haya, decirles que tenemos la razón, queremos justicia, queremos soluciones pacíficas”, dijo Morales.

La intención de Chile es desactivar la demanda boliviana en esta fase preliminar del juicio para evitar una nueva derrota, luego de que hace más de un año el mismo tribunal modificó parte de su frontera marítima con su vecino Perú tras una larga disputa por una zona que no estaba completamente delimitada.

La defensa chilena apelará esta vez a los cimientos del Pacto de Bogotá, en el que los países de América Latina se comprometieron a mediados del siglo XX a solucionar pacíficamente sus controversias y llevarlas ante la CIJ. (Reuters/ La Nación)