Internacional

Chile aplicará vacuna anual contra COVID-19 enfocada en población de riesgo

SANTIAGO, (Xinhua) — Chile aplicará una vacuna anual contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) a partir de octubre próximo, tras su inclusión en el Programa Nacional de Inmunizaciones, con enfoque a la población de riesgo, informó la ministra de Salud chilena, Ximena Aguilera.

«Se incorpora una vacuna anual en forma análoga a lo que es el programa de vacunación de influenza y entra al Programa Nacional de Inmunizaciones, orientada a los grupos vulnerables», aseveró la funcionaria en entrevista con la radio local Cooperativa.
Aguilera recalcó que Chile pasa a una nueva fase, pero se continuará con la campaña de vacunación contra la COVID-19 para que la gente tenga su refuerzo.

«Hay muy pocos países que han incorporado vacunas de refuerzo a la población general como lo hicimos nosotros. La mayoría está orientada sólo a los grupos vulnerables y eso es lo que vamos a hacer en esta primera etapa con esta vacuna», explicó la titular de Salud del país sudamericano.

Aguilera detalló que en el plan anual de inoculación contra la COVID-19 se utilizará una vacuna bivalente, que ubicará a Chile en el primer país de Latinoamérica en su utilización.

«No descartamos que en el futuro exista una disponibilidad mayor para que se vacune en forma voluntaria el resto de la población», dijo.

La funcionaria precisó que la población de riesgo es la mayor de 60 años, el personal sanitario, las personas con enfermedades crónicas o con alguna condición que reduzca su respuesta inmune y quienes tienen obesidad.

El Ministerio de Salud chileno explicó el miércoles que la vacuna bivalente tiene en su formulación la posibilidad de proteger contra la variante ómicron del virus y se aplicará a la población de riesgo.

Funcionará de manera similar a la campaña de vacunación contra la influenza que realiza el país sudamericano todos los años.
Chile eliminará a partir del 1 de octubre próximo el uso obligatorio de mascarillas, el límite de aforo en espacios públicos y privados, así como el pase de movilidad, medidas tomadas hace más de dos años para evitar la propagación de la COVID-19.

El país sudamericano acumula 4.594.519 casos confirmados y 60.974 personas fallecidas por causas relacionadas a la enfermedad desde la aparición del virus en su territorio.

 

 

 Xinhua (xinhua-news.com)