Opinión

CHILE: ¿ADVIRTIÓ QUE IBA DIRECTO AL “SUICIDIO”?…

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

Sebastián Edwards (68), la mente económica más esclarecida de Chile y un referente mundial en estudios y análisis socioeconómicos, definió en noviembre de 2019, las razones o motivos que llevaron al estallido social en Chile.

Esta protesta, marcó un nivel de BRUTALIDAD Y AUTODESTRUCCIÓN inusitado, de las clases medias y populares contra sí mismas, dentro de un país, al cual el mundo entero lo veía como el “milagro sudamericano”, ya que, prácticamente había conseguido rozar niveles del 1er. mundo…

Edwards señaló en ese momento dramático, qué tal reacción brutal y cruenta, obedeció a que “…la clase media siente que han abusado de ella durante años. Simplemente se hartó. Hay que recordar lo siguiente: en 1990 un 53% de los chilenos vivía bajo la línea de la pobreza; en 2018 tan solo 8% eran pobres. Vale decir, 40% de la población (un número enorme) pasó de ser pobres a ser clase media. Pero es una clase media muy vulnerable…”

Añade Edwards en su análisis, que la DESIGUALDAD TRANSVERSAL, y no la desigualdad vertical -aquella medida por el índice GINI- es la mecha detonante que provocó que un país por demás exitoso en conseguir niveles de PIB y de PIB per cápita, inéditos y anhelados por toda la región: 14.800 dólares en 2018 (en Ecuador fue de 5.800 dólares en el mismo año) haya reaccionado de esa manera…

Concluye el brillante economista -que, además, es experto analista del “populismo económico” en A.L.- pronosticado que, “…al final del proceso constituyente, Chile SE VOLCARÁ HACIA UN CAPITALISMO MÁS INCLUSIVO…” y que lo que los políticos deberán corregir, es “…Los abusos, humillaciones y mal trato. La gente siente que no la respetan, sienten una falta de dignidad…dentro de la potente clase media chilena…” y sentencia que “…Chile NO tiene por qué llegar a ser otra Venezuela…”.

Se debe tomar en cuenta, que, durante 48 años, a partir del derrocamiento de Allende en 1973 -cuya desastrosa gestión inspirada en su filosofía comunista, puso a Chile al borde de la hambruna y quiebra total- la dictadura encabezada por el general Pinochet, tuvo la virtud de enrumbar a Chile en una senda económica de éxito y de crecimiento sostenido; no así en el campo de las libertades y sobre todo de los DDHH, que como toda dictadura tuvo episodios reprobables…

Tómese en cuenta que, en 1973, Chile y el Ecuador tenían una economía casi idéntica y con una población casi igual…mientras hoy, su economía CASI NOS CUADRUPLICA, mientras que, en población, ellos son 1,5 millones más…
Analizando los resultados de la votación Presidencial y Legislativa del pasado 21 N 2021, se pueden advertir varias macro-lecturas:

1- En Chile concurren a votar, menos del 50% de los electores habilitados (en Ecuador fue casi el 83%) lo cual resta algo de legitimidad al ejecutivo y legislativo finalmente electos; Esto NO es algo bueno…

2- Partiendo de la brutal reacción de los eventos de protesta de octubre 2019 -evidentemente CONTAMINADA y financiada por el “comunismo tapado” castro-chavista, más el Foro de São Paulo, y el Grupo de Puebla, y respecto de los resultados obtenidos para la Elección de la Asamblea Constituyente -de amplísima mayoría izquierdista- se nota hoy, un EVIDENTE REGRESO HACIA LA DERECHA POLÍTICA: haber ganado el primer lugar en la 1ra vuelta con el candidato Kast, el haber conseguido el 50% de escaños del Senado, y el haber logrado una primera minoría en la Cámara de Diputados -53 escaños sobre 155, más los 15 directos del Partido de Kast- no será poco, gane quien gane la presidencia de la República…!

3- La POLARIZACIÓN que evidencian las posiciones políticas de los 2 finalistas: derecha radical de Kast e izquierda radical de Boric, reedita este mal ya evidente no solo en la región, ¡sino en el mundo entero…!

Parecería ser, que el sino de estos tiempos es: ¡o Blanco o Negro! y eso NO es bueno, pues gane quien gane, tendrá a medio país en contra…

Véase lo qué pasa en el Perú, en Argentina y en nuestro mismo Ecuador… gana la política del “perro del hortelano”: ni cómo ni dejo comer, aunque me esté muriendo de hambre…; un MONUMENTO A LA ESTUPIDEZ HUMANA…!

4- La disparidad de perfiles personales de los finalistas:

Boric (35), casi un “niño” para este puesto; sin ninguna realización palpable en su haber personal, debido a haber pasado directamente desde la “cuna” de la teoría universitaria, a la política directa como diputado; esto le resta ese INGREDIENTE INDISPENSABLE para gobernar bien, que se llama EXPERIENCIA y conocimiento del mundo real…No es casado, y mantiene una relación bajo unión libre; no tiene hijos y no hay reseña en firme, de su credo religioso…

Kast (55), por el contrario, es un abogado con suficiente experiencia como profesional, profesor universitario, empresario inmobiliario, y con mayor carrera política que su adversario: 4 años como Concejal, mas 16 años como Diputado; exhibe un conocimiento mucho más profundo del país y de la vida REAL… y enseña el poco usual número, de ser padre de 9 hijos, tener un matrimonio estable y practica una firme convicción católica…

En tal virtud, y concluyendo este somero análisis, veo como MUY PROBABLE, ¡que la predicción manifestada por Sebastián Edwards en 2019 se pueda cumplir…! “…Chile se volcará hacia un capitalismo más inclusivo…”

Veo a José Antonio Kast como el más probable futuro presidente de Chile, por dos razones bastante lógicas:

1- El innegable sentimiento de “conservación y no destrucción de lo ya conseguido” que parece manifestarse en los chilenos, a la luz de los resultados electorales

2- Considero que ante tal nivel de asimetría en los perfiles personales y de ejecutorias REALES, los chilenos se decantarán por la MESURA Y LA EXPERIENCIA, tomando en cuenta que un padre de 9 hijos, con familia estable y plenamente formada, no va a hacer “locuras ni experimentos” que sean un salto al vacío…

Sin duda, el éxito de cualquiera de los dos que resulte electo será IDENTIFICAR CORRECTAMENTE, lo qué hay que componer en Chile -que es bien poco- en comparación con la realidad de vecinos de barrio, como: ¡Argentina, Venezuela, Nicaragua o Cuba, donde falta de todo! Empezando por la libertad, recursos económicos y su plena integración con el mundo; Eso, a Chile le sobra, y parece ser que NO desean dilapidarlo…

Además, ¡el garantizar la INDEPENDENCIA respecto a MAFIAS SUPRANACIONALES, que han desfalcado tantos países de la región… (el Ecuador incluido) será un aspecto determinante al momento de votar!

!Que los hermanos chilenos, ¡escojan adecuadamente su destino!, pareciendo ser, que se han dado cuenta -a tiempo- que caminaban directamente hacia el “suicidio”.