Internacional

Chavismo recoge firmas en apoyo a acuerdo aceptación resultados electorales

En las elecciones presidenciales de 2013, el entonces candidato presidencial Henrique Capriles rechazó los resultados que le dieron la victoria a Maduro por un estrecho margen de poco más de 200.000 votos.

CARACAS.  El chavismo comenzó hoy la recolección de firmas de apoyo al acuerdo que se ha propuesto desde el oficialismo para que las diferentes partes en liza electoral se comprometan a reconocer los resultados de las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre.

“Venimos a cumplir con la patria, venimos a firmar el acuerdo que ha estado debatiéndose en la calle y que la oposición se niega a firmar”, dijo a la televisión estatal VTV el jefe de Gobierno del Distrito Capital, Juan Carlos Dugarte, desde la plaza Bolívar de Caracas.

“Aquí están los que quieren la paz, los que van a respetar los resultados, del otro lado están los que tienen una agenda oculta, los que por algún motivo van o tienen dentro de su agenda desconocer los resultados para generar un clima de violencia”, añadió Dugarte.

La campaña denominada “Yo sí firmó por la paz”, propuesta por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y dirigida por el gobernante Partido Socialista Unido (PSUV), se inició hoy en la capital venezolana y en las principales plazas de varias ciudades del país, según imágenes difundidas también por VTV.

El acuerdo, que fue propuesto al Consejo Nacional Electoral (CNE) por el propio Maduro semanas atrás y firmado por el mandatario el pasado lunes, establece cinco condiciones con las que se comprometen los actores políticos y que incluyen “actuar en estricto respeto a la democracia, la paz del país y la constitución”.

El texto les compromete a acatar las instrucciones del CNE “como el único poder del Estado legítimamente y legalmente competente para ser árbitro en las elecciones” y “respetar sin condiciones los resultados emitidos a través de los boletines”.

Asimismo, pide “reconocer que la única vía constitucional y legal para recurrir los resultados electorales es a través de los tribunales de la república, renunciando a las vías de hecho y la violencia”.

La plataforma opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se ha negado a firmar este acuerdo alegando que no recoge las propuestas de los opositores, por lo que, a su juicio, carece de seriedad.

La MUD, que ha protestado en varias oportunidades por las condiciones establecidas para la observación electoral y el presunto uso de fondos públicos para las campañas de los candidatos oficialistas, presentó hace casi dos semanas una propuesta de acuerdo que, aseguró, no ha recibido la respuesta del órgano electoral.

En las elecciones presidenciales de 2013, el entonces candidato presidencial Henrique Capriles rechazó los resultados que le dieron la victoria a Maduro por un estrecho margen de poco más de 200.000 votos.

Los días siguientes a esa elección se registraron varias protestas e incidentes en distintos puntos del país que dejaron 11 muertos, según la Fiscalía, y 80 heridos, de los que el Gobierno responsabilizó directamente a Capriles. (Efe/ La Nación)