Ciencia

Chau contraseña: tu próximo celular se desbloqueará con el iris

Cómo son las tecnologías que podrían reemplazar a la contraseña clásica para desbloquear el teléfono móvil.

BARCELONA.– Uno de los temas del Congreso Mundial de Móviles, que comenzó el lunes en la ciudad (y en el que se han presentado una gran variedad de equipos) es el de la seguridad: el smartphone es una herramienta de comunicación, pero cada vez más también una billetera electrónica y una llave para abrir cerraduras “inteligentes”.

Para mantener los datos del teléfono seguros, históricamente se han usado claves alfanuméricas, dibujos en pantalla, reconocimiento facial o el registro de una huella digital. La primera es segura, pero es la más molesta para ingresar; es, en la jerga de los ejecutivos que muestran sus soluciones alternativas en los stands del Congreso, la que mayor fricción genera. Uno quiere desbloquear el teléfono y quiere hacerlo rápido.

La que tuvo una fugaz aparición inicial y ahora vuelve con todo es la de la huella digital. Los primeros sensores biométricos (como tenía el Motorola Atrix hace tiempo, y como implementó más recientemente Samsung en el Galaxy S5) requieren deslizar el dedo sobre el sensor con bastante precisión.

La solución de AuthenTec (registrar la huella digital por contacto) simplifica eso, y es la tecnología que implementó Apple con su Touch ID (y la razón por la que compró la compañía en 2012). Otras compañías ofrecen algo similar, como la firma sueca Fingerprint Cards AB (cuya solución, idéntica en funcionamiento a la de Apple, ya usan Huawei y Oppo), que es quien, dicen, provee la tecnología del sensor biométrico para el flamante Samsung Galaxy S6 (que funciona por contacto, y no deslizando el dedo).

Otra compañía que tiene una tecnología de este tipo es Synaptics, que está trabajando en embeber el sensor en los touchpads de las notebooks, y en hacerlo invisible, ya que hasta ahora es necesario que el sensor tenga un lugar específico. Tiene, además, una versión que puede instalarse en los laterales de un teléfono o tableta.

Pero usar un sensor tiene sus limitaciones: no se puede usar cualquier vidrio, explican en la firma especializada IDEX: un vidrio protector típico tiene entre 500 a 700 micrones de espesor, y eso complica la lectura de la huella, ya que la distorsiona; en IDEX mostraron un sensor de huellas digitales integrado al vidrio protector (en vez de estar debajo de él).

Mientras, Qualcomm anunció en esta feria su Snapdragon Sense ID: usa un emisor de ultrasonido para crear una imagen acústica digital de una huella digital. Según la compañía es más preciso que el sensor biométrico capacitivo (el que usan el iPhone y el Galaxy S6). (Internet/La Nación)