Opinión

‘CHANCHULLO’

Henry Silva Viteri/Guayaquil.

 

Un acuerdo secreto entre varias personas para, de forma poco clara, conseguir un beneficio sobre un asunto en perjuicio de otros es lo que quiso hacer el Partido Socialcristiano (PSC), cuando buscó beneficiarse con la presidenta del antro (Asamblea) al inicio del gobierno del “Encuentro”. Nos sorprendió a todos los ecuatorianos que el partido de Jaime Nebot y el de Guillermo Lasso llegara a un acuerdo o “chanchullo” con la mafia verde flex para poner de presidente del antro a un súbdito de Nebot como es el señor Henry Kronfle.

Los que se iban a beneficiar del “chanchullo” eran los miembros de la mafia de Mameluco Correa camuflados en un partido llamado: UNES ya que estos mafiosos pedían perdón y olvido para el prófugo de la justicia escondido en Bélgica, destino de la droga que sale de Ecuador y de los miembros de la mafia regados por todos los países del mundo para que no les caiga el peso liviano de la justicia ecuatoriana.

Todos hemos sido testigos de cómo Mameluco Correa y su banda atacaron e insultaron a Nebot y a Lasso, a pesar de eso, la ambición llevó a Nebot a pactar con los mafiosos para tener a su incondicional Henry Kronfle como presidente del antro y hacer el reparto; las declaraciones de Kronfle fueron por demás vergonzosas: “Hay que hablar con todos, el ecuatoriano requiere un acuerdo de gobernabilidad total, los nombres serán lo de menos”. El primero en reaccionar fue César Rohon que se desafilió del PSC.
Según el criterio de Kronfle, para ocupar un cargo público hay que venderle el alma al diablo, que equivocado y que poca vergüenza tiene para decir una barbaridad de esas. Y a qué viene que comente este “chanchullo” después de tanto tiempo, pues el asambleísta Kronfle todavía se ve que sangra por la herida al refutar las declaraciones de Pascual del Cioppo.

El actual Embajador del Ecuador en España (cuota política) y expresidente del PSC dijo que CREO al no apoyar el “chanchullo” entre el PSC y UNES no incumplía ningún acuerdo electoral (que es la cantaleta del PSC) manifestó que en el acuerdo entre el PSC y CREO no se habló de la elección del presidente del antro “ese mal entendido debe superarse en su momento” (sic).

Eso fue suficiente para que el señor Kronfle refutara lo dicho por el Embajador del Cioppo expresándose de esta manera: “El señor Pascual del Cioppo, como el mismo asegura, nunca intervino en nada. Fue el señor presidente Lasso quien lideró el acuerdo, refiriéndose, pública y reiteradamente, a incluir en el ‘encuentro’ a casi la mitad de los ecuatorianos que habían votado por UNES y a sus 49 asambleístas”.

Eso dice él, no creo que el señor Lasso quería pactar con los 49 miembros de la mafia verde flex, si buscaba acercamiento lo hacía con los ecuatorianos que votaron por UNES, pero con la mafia no.

El señor Kronfle es también comediante y nos cuenta un chiste al decir “Al PSC nunca le interesaron las dignidades, sino asegurar la mayoría legislativa (para manejarla) y las comisiones permanentes”. Ahí está al PSC le interesaba la troncha al manejar las comisiones y la mayoría, felizmente el chanchullo no prosperó y no llegó a buen término y los ecuatorianos estamos por el momento libres de esa voraz peste.