Opinión

Cerraremos mejor que 2020 y con una recuperación diferente

Dr. Ernesto Pérez Balladarez, ex Presidente de Panamá 1994-1999.

 

No solo de economía habló el presidente Ernesto Pérez Balladares esta mañana. En Debate Abierto quedó sobre la mesa su clara posición sobre el caso Martinelli, los temas de seguridad y narco-política, así como el complejo panorama del PRD.

El ex presidente de la República Ernesto Pérez Balladares señaló en el programa Debate Abierto que en Panamá se está registrando un crecimiento económico, pero sin un significativo aumento del empleo. Considera que, además de las situaciones negativas, la pandemia nos dejó cosas diferente como el teletrabajo. A su juicio la reactivación traducida en más empleo no será a corto plazo y debe pasar por repensar el modelo económico que tenemos. «Tenemos que empezar a ver el empleo independiente, que aquí lo califican mal», dijo.

Como economista reflexionó sobre las situaciones que se están dando en Estados Unidos, donde la gente no quiere ir a trabajar porque entendió que hay otras formas de generar los recursos para vivir. También evaluó lo que está ocurriendo con los incrementos en los costos de transporte y logísticas que, a su parecer, tiene que ver con la distancia entre las cadenas de producción y distribución con el mercado de destino final. Mover mercancías de Asia para Latinoamérica se ha hecho muy complicado y esto para él no es más que una gran oportunidad para Panamá. Considera que es momento de hacer lo necesario para convencer a esas empresas de que vengan a producir aquí y luego usar nuestra plataforma logística para distribuir a toda la región.

En materia educación, dijo sentirse muy preocupado por el gran daño que se les hizo a los estudiantes al haber mantenido «injustificadamente» cerrada las escuelas por dos años. Desde su perspectiva, sería más positivo para los jóvenes olvidar lo cursado en este tiempo y empezar de cero, repetir el año en pro de una mejor formación. Al ser consultado sobre quién fue el responsable de esta situación, señaló varios actores: Los gremios, a los que él considera simple sindicatos, el Ministerio de Salud por «su actitud de sargento de infantería» y al presidente de la República por no haber contrariado las decisiones perjudiciales.

Concertación y conciencia

«El diálogo Bicentenario va a ser productivo, pero el vacío lo tiene que llenar el presidente de la República», reflexionó el ex mandatario de cara a la compleja situación política nacional. Desde su experiencia dijo que «el gobierno no pierde absolutamente nada con invitar de buena fe a la gente que se le opone». Comprendiendo que las circunstancias actuales son diferentes a las que él enfrentó durante su Presidencia (1994-1999), cuando existía un sentimiento anti-PRD por los enfrentamientos entre civiles y militares y la invasión, Pérez Balladares reconoció que su partido atraviesa un momento difícil y complejo, tan delicado como el que se dio en aquellos años. Dice que es imposible para cualquier gobierno gobernar sin el piso político de su propio partido, pues eso se en traduce que cada vez que se toma una decisión importante la mayoría de los ciudadanos se manifiestan en contra. A su juicio, la raíz del problema está en que el PRD continúa en manos de los diputados: «No hay un diálogo político… es un asunto que pasa por el ¿qué hay para mi?», reiteró.

En torno a la delicada situación de seguridad en el país, señaló que es evidente que lo que se está haciendo hoy no sirve. El sistema de inteligencia no funciona y el Consejo de Seguridad no está haciendo lo que se requiere para controlar lo que debe. ¿Por qué no pensamos en cosas como una policía comunitaria?, se preguntó. En cuanto a la narco-política, Pérez Balladares dijo que hay muchos señalamiento, pero no la suficiente información para llevarlo al plano legal.

El panorama de cara a la absolución de Ricardo Martinelli no podía faltar en la ronda de pregunta de Debate Abierto. Para el Dr. Pérez Balladares es «un grave error» pensar que Martinelli será el candidato triunfador de las elecciones presidenciales de 2024. «Veo que será muy difícil que corra y si corre, será muy difícil que gane… Tengo serias dudas de que él pueda salir bien de las situaciones que se le vienen ahora y que son diferentes», dijo y asomó que el caso de sus hijos puede desencadenar con la famosa Lista Clinton. Lamentó que la gente no logre interiorizar el daño que ocasiona a la imagen internacional de Panamá esta serie de eventos desafortunados. «Tenemos una institucionalidad jurídica del siglo XVIII o XIX y hasta mercantilista. No nos crea certeza del castigo y por eso estamos en listas de todos los colores», concluyó.