Economía

Cerca de 50 actores analizaron el proyecto de reformas tributarias

La Comisión de Régimen Económico mantuvo sesiones extensas e intensas por el lapso de cinco días para recibir sugerencias de los sectores vinculados con la propuesta de Reformas Tributarias. Aproximadamente 50 representantes de cámaras, sectores productivos, organizaciones, economistas, observadores, autoridades del Gobierno Central participaron de la socialización del proyecto calificado como urgente en materia económica.

Sobre la base de lo que establece la Ley Orgánica de la Función Legislativa, la Comisión dio espacio para que los diversos sectores presenten sus observaciones. El presidente de la mesa, Daniel Mendoza, precisó que se tomarán en cuenta los insumos planteados para estructurar las modificaciones al texto.

En la sesión de este lunes 28 de octubre, Óscar Calahorrano, presidente ejecutivo de Propalma Ecuador, señaló que el proyecto, en general, es positivo y permitirá alcanzar la simplificación y agilidad tributaria.

A su criterio es conveniente que en la propuesta se incluya el impuesto único para el sector agropecuario, porque simplifica los procesos para apoyar a sectores que se dedican al cultivo de palma, así como la reducción del Impuestos a la Salida de Divisas (ISD) que ayudará a los sectores productivos.

Sugirió que las tarifas establecidas para el impuesto único del agro tenga una salvedad de ajuste y que el Ejecutivo mediante decreto pueda revisarlo, a fin de no generar un impuesto adicional.

Además, planteó que en el artículo 55 de la Ley de Régimen Tributario Interno no se considere el procesamiento la extracción por medios mecánicos o químicos para la elaboración del aceite comestible, el faenamiento, el cortado y el empaque de productos.

Los parlamentarios coincidieron en la necesidad de ayudar a este sector por ello vieron con buenos ojos este planteamiento. Consideraron oportuno que den a conocer los planes para la diversificación del cultivo de palma.

Edison Lucero y Guido Calderón, representantes del Comité de Afectados por vehículos que no circulan, en la provincia del Carchi, expusieron los procesos que deben pasar para que la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) declare de baja los vehículos que ya no circulan. Al no darse este particular se ven afectados porque se les imputa deudas de hasta 7 y 8 mil dólares, dijeron.

De su lado, David Molina, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Automotriz, señaló la necesidad de corregir la base imponible del Impuesto al Valor Agregado (IVA), con el fin de incentivar la movilidad eléctrica. Propuso modificar el artículo 56 de la Ley de Régimen Tributario Interno, y establecer tarifa 0 % de IVA para el servicio de carga, de vehículos 100% eléctricos, por parte de las instituciones públicas o privadas.

En cambio, Genaro Baldeón, presidente ejecutivo de las Cámaras y Asociaciones de la Producción, mencionó la necesidad de mejorar el texto del proyecto respecto de los impuestos a los vehículos. Precisó que la comercialización de vehículos nuevos representa 1.633 millones de dólares de recaudación por parte del Estado, es decir 12 % de recaudación. Mencionó que los tributos duplican el precio de importación, por ejemplo un vehículo de 16 mil dólares paga el mismo valor en tributos, esto genera una carga para el ecuatoriano al adquirirlo. Sugirió eliminar el ICE para vehículos 100 % eléctricos.

Por su parte, Oswaldo Landázuri, representante del sector automotriz indicó que la contribución especial anual a la Salida de Divisas no debería grabarse a las ventas sino sobre las utilidades, ya que genera un efecto en cascada que puede afectar precios.

Alejando Martínez, presidente ejecutivo de Expoflores, expuso los problemas que enfrenta este sector, entre ellos, el incremento de la informalidad, desigualdad de acceso al mercado de Estados Unidos, Canadá, Asia; la complejidad del IVA local para consolidar canales de mercados, la falta de importaciones que provoca el incremento de fletes. Ante estas situaciones propuso IVA 0% en compra local, lo cual fomentaría actividad de arreglos, 10 mil empleos directos y la concentración de ventas/producción.

En cambio, José Almeida, presidente del Colegio de Contadores de Pichincha y representante del Instituto de Investigaciones Contables del Ecuador, propuso eliminar el numeral 2 del artículo 97, que busca que las microempresas no lleven contabilidad. Esto no permitiría tener el control de sus cuentas, sus inventarios, sus derechos y obligaciones; dejará de ser sujeto de crédito, ya que las instituciones bancarias solicitan presentar en forma técnica los estados financieros.

Concluidas las comparecencias, los legisladores se reunirán a partir de las 16:00, para analizar la matriz de observaciones y estructurar el informe para primer debate, que será conocido en el Pleno de la Asamblea Nacional. (Asamblea)